Canarias Cine Cultura Espectáculos SOCIEDAD

ENTREVISTA. Belsech Rodríguez: «Ser músico no es un hobby, es una profesión». Por Antonio Herrero

Elblogoferoz/Antonio Herrero.- Belsech Rodríguez es uno de los máximos representantes de la nueva generación de timplistas de Canarias. Este joven artista se ha convertido en uno de los mejores embajadores con los que cuenta la música canaria en el mundo. Informático de profesión, pero músico por vocación, Belsech se define a sí mismo como una persona alegre que a través de su música trata de transmitir un sentimiento.

El timplista lagunero se encuentra ahora inmerso junto al pianista orotavense Francis Hernández,  en un nuevo espectáculo musical, Timpleland, donde se fusionan la música de cine de la factoría Disney con un toque de timple, instrumento típico del Archipiélago.

En esta entrevista, repasamos su corta aunque profusa trayectoria musical, en la cual Beselch Rodríguez rememora sus inicios con el timple, comenta sus proyectos futuros y sobre todo defiende que «ser músico no es un hobby, es una profesión».

El timplista Belsech Rodríguez junto al pianista Francis Hernández.
El timplista Belsech Rodríguez junto al pianista Francis Hernández.

El timplista lagunero Belsech Rodríguez afirma que su nuevo espectáculo ‘Timpleland’ donde se homenajea a las películas de Disney «es algo nunca visto en Canarias”

-¿Cómo empezó en el mundo de la música?

Todo comenzó como un juego de niños, un día de Navidad cuando tenía doce años. Mi abuelo una noche me regaló un timple parrandero, con cuerdas de nilon de pescar que era como se hacían antes.  El no lo tocaba realmente, pero sí que le gustaba escucharlo. Además, mi padre me dijo “ni se te ocurra meterlo en el armario”, con lo cual poco más que me vi obligado a empezar a tocarlo. Comencé en el colegio donde estudiaba a recibir clases, ya que se impartían después de almorzar.

– ¿Desde un principio se decantó por el timple o toca algún otro instrumento?

Tengo conocimientos de guitarra y laúd, pero mi instrumento natural es el timple.

– ¿Cómo fue ese proceso de aprendizaje?

Las clases en el colegio eran más bien para pasar el rato, porque donde realmente aprendí fue en una rondalla, que quedaba al lado de mi casa. Ahí estuve cerca de diez años y entre actuaciones y ensayos me ‘empapé’ de música. Pero nunca fui a clase, ni al Conservatorio, fue algo más bien autodidacta.

¿Quiénes fueron sus ídolos?

Cuando estaba aprendiendo, y hoy también pasa, estaban editando sus discos los timplistas más conocidos de Canarias como eran Benito Cabrera, José Antonio Ramos, fallecido hace algunos años en Gran Canaria,  y Domingo ‘El Colorado’. Mis padres me regalaron sus discos y me servían como referencias. Yo decía ésto es lo que quiero hacer. En aquel tiempo siendo un chaval ellos introdujeron el timple con la Orquesta Sinfónica de Tenerife (OST) o en grupos de jazz. Todo me sirvió como referencia.

Cartel

– ¿Por qué se decidió por las bandas sonoras?

Realmente desde que estuve en mi primer grupo las cosas han ido evolucionando mucho. En 2009 lancé mi primer disco, ‘In- diferente’, y el año pasado presenté el segundo trabajo, ‘Hábitat’. Ya fue con una banda más grande, donde interpretábamos temas de flamenco. Nunca se me había ocurrido la posibilidad de unir el timple y las bandas sonoras, pero sí que es verdad que es un género que me gusta, que contiene muchísimos temas, y que a la hora de interpretarlos da muchas facilidades. La posibilidad de unir ambas cosas se me ocurrió un día hablando con el pianista y además, amigo, Francis, planteándonos qué nuevo espectáculo podríamos ofrecer. Buscando posibles opciones, surgió el tema de las bandas sonoras, y nos dimos cuenta de que era un mundo con enormes posibilidades ya que los temas eran fácilmente reconocibles para el público, y jamás se habían adaptado para timple. Además, mucho de los temas se prestan a su presentación en piano y timple.

¿Por qué bandas sonoras de la factoría Disney?

En realidad, elegimos Disney  porque dentro del conjunto de bandas sonoras son las más fáciles de reconocer por el público.  Además, son temas muy bonitos, evocadores y  que cautivan a la gente, lo que  favorece que lo hayamos elegimos. Pero también es cierto que no todo el espectáculo Timpleland está compuesto por música de Disney. Un 20% son bandas sonoras de otras producciones. En Timpleland también hay bandas sonoras de todos los tiempos como por ejemplo,  ‘Parque Jurásico’, ‘E.T.’, ‘Sonrisas y Lágrimas’, hay un poco de todo.

– Pero dentro de las innumerables bandas sonoras de Disney, ¿cómo hacéis la selección?

– En realidad, las elegimos más bien por gustos personales. Francis tenía algunos en su memoria que le gustaban y yo también. Al principio, hicimos una lista de cerca de 40 temas que después progresivamente fuimos reduciendo, hasta llegar a los 14 temas que actualmente interpretamos en Timpleland. Unos los descartamos porque eran muy difíciles de adaptarlos para tocar con el timple y piano, y otros no los dejamos porque eran del mismo compositor. Por ejemplo, esto nos sucedió con Jonh Williams que es uno de los compositores más afamados de Hollywood. Muchos de los temas que en principio íbamos a interpretar eran suyos, por lo que parecería más un homenaje a él, que a Disney. En definitiva, lo que intentamos fue hacerlo lo más equilibrado posible, y solo dejamos dos temas de él, aunque a mí sí que me hubiese gustado dejar más.

– ¿Cómo definiría su espectáculo ‘Timpleland’?

-Es algo titánico, de enormes proporciones y con un gran trabajo detrás.

Su estilo de música se enmarca dentro de lo que se denomina ‘ WorldMusic’, ¿en qué consiste?

El estilo ‘WorldMusic’ fue creado en los años 80 por las grandes productoras musicales como Sony, y su objetivo era el de combinar aspectos tradicionales de la música con elementos que son conocidos ya por la gente, para conseguir así venderlos. Algo similar ha ocurrido con el timple que por ejemplo, se ha fusionado con sonidos más modernos que todo el mundo conoce como la guitarra, u otros estilos musicales como son  el jazz y el pop. En  definitiva, todo esto se ha hecho para dar a conocer el timple y así tratar de venderlo. Creo que todo lo que he hecho en la música ha ido en este sentido, en el de tratar de fusionar el timple con todo aquello le pueda resultar familiar al público, y Timpleland es solo un ejemplo más de esta fusión, ya que es la unión de un elemento reconocible por todo el público como es el piano, un instrumento como el timple, y un repertorio musical como el de Disney que resulta fácil de identificar por el público.

– Usted también es conocido por ser el creador del timple eléctrico ¿Cómo se le ocurrió crear este instrumento?

– Realmente la idea de crear un timple eléctrico surgió porque un día me puse a pensar en la cantidad de instrumentos que tienen su versión eléctrica, y me propuse que el timple no iba a ser menos. Por esa sencilla razón me involucré en crearlo.

Momento de la actuación de ambos músicos.
Momento de la actuación de ambos músicos.

-Recientemente algunos locales musicales han sido sancionados por no contratar a artistas en sus espectáculos y, además, algunos músicos también han sido sancionados por no estar dados de alta en la Seguridad Social, ¿ Qué opina al respecto? 

-En general, el mundo de la cultura lleva varios años revuelto desde que se aplicaron los tristemente famosos recortes. El problema es que ahora con la crisis ha aumentado el número de músicos que trabajan por 50 euros la noche, en condiciones ilegales, sin darse de alta en la Seguridad Social, y claro, todo esto repercute en todos porque ese dinero no se declara a Hacienda, y además, el músico en caso de sufrir un accidente laboral no tiene derecho a ninguna prestación. Los artistas debemos de equipararnos al resto de los profesiones. Ser músico no es solo un hobby, es un profesión. Esta claro que al fin los músicos tendrán que regularizar su trabajo, y ajustarse a la legalidad vigente, pero uno de los problemas radica en que muchos músicos no realizan su trabajo de manera continua, lo que dificulta que puedan mantener por ejemplo un régimen de autónomo.

Proyección de imágenes de Disney durante la actuación.
Proyección de imágenes de Disney durante la actuación.

– ¿Después de ‘Timpleland’  habrá algún otro proyecto musical?

-El año pasado presenté Hábitat, un proyecto titánico, muy grande. Por eso este año me apetecía hacer algo más pequeño y más emotivo. Timpleland dentro de poco se convertirá en disco, por eso todos nuestros conciertos se graban en directo. Además, el próximo día 9 de junio ofreceremos un concierto en el Paraninfo de la Universidad, dentro del marco de actividades que desarrolla el Festival Internacional de Música de Cine de Tenerife, (Fimucité). También el viernes 12 de julio estaremos colaborando con la Orquesta Sinfónica de Tenerife (OST), dentro de las actuaciones previstas en este festival. Pero después de Timpleland no tengo nada pensado, ahora solo me apetece centrarme en este proyecto y disfrutar al máximo.

 

 

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario