Sin categorizar

Rivero pide normas europeas sobre el tabaco «equilibradas» para proteger su peso en las RUP

AGENCIAS.- El presidente Canario, Paulino Rivero, ha defendido este miércoles en Bruselas que la Unión Europea promueva «una propuesta equilibrada» sobre las nuevas normas comunitarias que regulan el tabaco y los productos tabaqueros para garantizar «la necesaria protección del derecho a la salud de las personas» y «lo que significa» el sector para las Regiones Ultraperiféricas como Canarias, con una importante industria transformadora.

«Cualquier medida muy restrictiva lo que va a significar es un incremento del mercado negro del tabaco. Hoy es impensable pensar que vamos a acabar –con una directiva europea– con la posibilidad de que la gente fume. Eso es utópico. Y sin embargo si no se busca una solución equilibrada lo que sí puede generar es una actividad irregular de este mercado como la tuvimos antaño», ha advertido el presidente canario en declaraciones a la prensa tras participar en el pleno del Comité de las Regiones de la UE, órgano consultivo de las instituciones europeas que voy votaba el dictamen con la posición de las regiones europeas respecto a las nuevas normas comunitarias.

El presidente canario, que ha tomado la palabra durante el debate del dictamen previo al voto, ha explicado que «la posición de Canarias ha sido que se busque una solución» para garantizar «una propuesta equilibrada  entre la necesaria protección del derecho a la salud de las personas, especialmente de los jóvenes en contra del tabaquismo y por otra parte tener en cuenta lo que significa en algunas regiones europeas especialmente en las regiones ultraperiféricas como Canarias lo que significa este sector como tabaquero».

Rivero ha apostado por trabajar para lograr «tiempos transitorios (más largos para aplicar las nuevas normas)  para ir buscando actividades alternativas» teniendo en todo caso «muy presente que resulta muy difícil la erradicación absoluta del tabaco», al tiempo que ha defendido educar a la gente «cada día» sobre los perjuicios del tabaco para la salud.

Con todo, el presidente canario no ha querido pronunciarse si teme un impacto negativo para el sector en Canarias por las nuevas normas comunitarias sobre el tabaco en términos de empleo y para el PIB del archipiélago pero ha recordado que la industria del tabaco da empleo a 4.000 familias de forma directa en la región y se trata del producto más exportado al exterior desde el archipiélago, según confirman los datos del año pasado.

«Todo lo que significa pérdida de empleo debe ser preocupante en estos momentos cuando estamos hablando de territorios que tienen unos porcentajes de desempleo por encima del 30%», ha subrayado en alusión al conjunto de las regiones ultraperiféricas de la UE. Rivero ha advertido de que «más situaciones dramáticas de familia» supondría «una llamada de atención importante» en todo caso, confiando en la importancia del informe votado este miércoles «para el dictamen final sobre el tabaco».

El pleno del Comité de Regiones ha aprobado por mayoría el dictamen sobre la nueva directiva del tabaco comunitaria del ponente Dimitrios Kalogerooulos y ha aproabado asimismo seis de las siete enmiendas que presentaron las RUP, entre ellas Canarias.

Entre las enmiendas aprobadas promovidas por Canarias y el resto del las RUP que ha sido aceptada figuran dos que instan a la Comisión y a los Estados miembros aplantearse «la necesidad de modificar las disposiciones propuestas a fin de asegurar la adopción de una directiva equilibrada que, además de salvaguardar las necesarias advertencias sanitarias que protejan a los consumidores, tenga también en cuenta la producción y el valor económico de este cultivo y de la actividad industrial asociada a él» y otra que deja claro que «en muchas regiones de la Unión, el cultivo del tabaco posee una importancia considerable, tanto por el empleo que genera como por su dimensión socioeconómica».

Acuerdo

Los ministros de Sanidad de los Veintisiete alcanzaron un acuerdo político el pasado 21 de junio en Luxemburgo sobre la directiva de productos del tabaco, que obligará a que las advertencias sobre los riesgos de fumar -combinando texto e imágenes- cubran el 65% de la superficie de las cajetillas de tabaco que se venden en la UE, frente al 40% que es obligatorio en la actualidad.

Con el fin de lograr un compromiso, la presidencia irlandesa ha diluido considerablemente la propuesta original de la Comisión, que preveía que las advertencias cubrieran el 75% de la superficie frontal y posterior de los paquetes.

Aún así, Polonia, República Checa, Rumanía y Bulgaria han votado en contra alegando que la norma perjudicará a su industria y sus agricultores.

Los Estados miembros tendrán libertad para introducir reglas más estrictas sobre el empaquetado, como las cajetillas genéricas, aunque deberán notificarlo a Bruselas.

La nueva directiva, que todavía debe pactarse con la Eurocámara, prohíbe los cigarrillos con sabores, como fresa o vainilla, que han surgido en los últimos años, así como los mentolados. El objetivo es hacer que los productos del tabaco resulten menos atractivos, en particular para los jóvenes.

Y para lograr un compromiso, la presidencia irlandesa de la UE anterior renunció a prohibir los cigarrillos ultrafinos.

El compromiso final deja además en manos de los Estados miembros la posibilidad de prohibir las ventas transfronterizas a distancia por considerarse que es un modo muy eficaz de controlar el suministro de productos del tabaco que no se ajusten a la normativa, en especial a los jóvenes.

La nueva directiva establece que los nuevos productos de tabaco deberán requerir una notificación previa antes de comercializarse.

Por su parte, los cigarrillos electrónicos podrán seguir comercializándose por debajo de determinado nivel de nicotina, pero también deberán incluir advertencias sobre sus riesgos para la salud. Si superan el umbral, sólo se permitirán si están autorizados como productos médicos.

La nueva norma entrará probablemente en vigor en un plazo máximo de tres años y medio, según ha dicho el comisario de Sanidad, Tonio Borg.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario