ECONOMÍA E INDUSTRIA Empleo SOCIEDAD

Los pilotos de Iberia amenazan con ir a la huelga en verano

AGENCIAS.- Los pilotos de Iberia se reunieron este pasado martes en una asamblea informativa, convocados por el sindicato Sepla, que expuso al colectivo el estado de las negociaciones con la dirección de la aerolínea, estancadas desde el pasado domingo, y en la que no se descartó la posibilidad de huelgas en verano si no hay un acercamiento.

Fuentes del sindicato indicaron a Europa Press que la propuesta presentada por los pilotos a Iberia «sigue en pie» y que no se ha tomado una decisión sobre posibles movilizaciones, ya que en todo caso tendrán que aprobarse en asamblea.

El sindicato no da por rotas las negociaciones, si bien espera «un gesto» por parte de la compañía que lidera Luis Gallego y que «tienda puentes» en la negociación.

«Una propuesta que reduce los costes totales por debajo incluso que los de Vueling», insistieron las mismas fuentes. Según dicha propuesta, un piloto con una antigüedad de diez años en la compañía cobraría unos 87.000 euros anuales, frente a los 240.000 euros de salario de uno de British Airways (BA).

Los dos principales escollos que impiden el acuerdo son el anexo 10 del convenio colectivo de los pilotos de la compañía, que ‘blinda’ la T4 de Barajas de forma que «la mayoría de la producción desde Madrid la opere Iberia, y el laudo en vigor.

El Sepla no puede oponerse a que British Airlines o de American Airlines, socia de la británica y la española, crezcan en Baraja, ya que forma parte de la política comercial de la empresa, pero «se niega a que sea a costa de Iberia».

Por ello, insiste en reclamar «un plan de futuro» y de «crecimiento» para las operaciones de la española.

El jefe sindical del Sepla en Iberia, Justo Peral, quién puso hoy su cargo a disposición durante la asamblea, lo que no fue aceptado, ya avanzó tras la junta de accionistas de IAG y las advertencias de «sacrificios» del consejero delegado de IAG, Willie Walsh para salvar a la compañía, que se les «empuja al conflicto».

El sindicato decidió levantarse de la mesa de la negociación, en la que participó su consejero delegado, Luis Gallego, al ver que pese a una propuesta que reduce «significativamente» los costes del colectivo, se les «exija suprimir el anexo 10 y no respetar el laudo».

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario