Sin categorizar

La Cámara califica de «insostenible» la destrucción de empleo en las Islas tras los datos del paro

Elblogoferoz.- Canarias se coloca una vez más en el primer puesto del fatídico ranking del desempleo en España y en en el tercero de la destrucción de tejido empresarial, con más de 9.000 pymes obligadas a echar el cerrojo desde que estalló la crisis, a finales de 2007.  Así, mientras en el resto de las Comunidades Autónomas el paro bajó en mayo, en las Islas 538 personas pasaron a formar parte de las lista de inscritos en las oficinas públicas de empleo. De esta manera, el paro registrado en Canarias sigue encadenando máximos históricos y, tras un incremento mensual del 0,2% en contraste con el descenso nacional del 2%, alcanza los 296.362 desempleados, 3.134 más que un año atrás.

Ante estos datos, el director general de la Cámara de Comercio, Vicente Dorta Antequera, la evolución del mercado de trabajo es un claro reflejo de una economía que en las Islas está absolutamente “gripada por la ausencia de políticas públicas de estímulo, la falta de crédito, el bajo consumo, la desorbitada presión fiscal  que soportan empresas y familias canarias”.

Advierte, además, que las pymes del Archipiélago no aguantan más.  “La  situación del tejido productivo canario es insostenible, porque la incertidumbre sigue marcando el día a día de la empresa”. Añade, que desde diciembre de 2007 la maltrecha situación de la economía ha obligado a echar el cierre a un total de 8.669 empresas en Canarias, lo que nos convierte en la tercera comunidad autónoma, por detrás de Murcia y Valencia, con más tejido empresarial destruido”.

En estos momentos, según apuntó el director de la Cámara no solo lideramos la destrucción de empleo, sino que el 7% del tejido empresarial destruido en este país corresponde a pymes canarias.  Ante este contexto, el directivo de la institución cameral considera que es imprescindible “afrontar estrategias de política económica  y fiscal que permitan reflotar la actividad de las empresas, que son las únicas capaces de generar empleo, el sobredimensionamiento de las administraciones públicas y la anemia de sus arcas públicas”.

Por ello, desde la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife se insta a que “todos los gobiernos, independientemente de su ámbito de actuación, adopten con urgencia medidas de estímulo económico dirigidas reducir los costes sociales e impositivos de las empresas, a mejorar las condiciones de financiación de empresas y familias, y a favorecer la inversión con medidas económicas y administrativas que recuperen la confianza empresarial  y estimulen la creación de empleo, con menores costes para las empresas, o autónomo desde el apoyo al emprendimiento y a la consolidación de empresas de reciente creación”.

Dependencia del sector turístico

El sector turístico sigue marcando el comportamiento del mercado de trabajo en las islas. Encontrarnos en plena temporada baja turística ha impedido que Canarias  vea reducir su cifra de desempleados inscritos en las oficinas de empleo público, acusando un nuevo incremento en el mes de mayo del 0,2% con 538 parados más que en abril y 3.134 por encima de los de mayo 2012 (1,1%, el crecimiento más bajo de todo el territorio nacional excluyendo Baleares en la que desciende el paro un 7,4% durante el último año).

Un comportamiento habitual en estas fechas del año, pero que progresa con menor fuerza que en ejercicios anteriores. De hecho, en mayo de 2012 el paro crecía a una tasa mensual del 1,6% y una anual del 15,3%, con lo que, a pesar de seguir acumulando desempleados en las islas, la destrucción de empleo continúa perdiendo fuerza apuntando posibles descensos en el número de parados en el segundo semestre del año.

Sin embargo, y aunque la tendencia estadística sea cada vez menos negativa, para que Canarias consiga mejorar y reducir sus cifras de desempleados de manera sostenida en el tiempo, “la economía canaria no puede estar a expensas del comportamiento del sector turístico y, por tanto, de factores externos a nuestra propia capacidad de recuperación”, comenta el director general de la Cámara.

En este sentido, apuesta porque se genere actividad “en otros sectores menos dependientes del exterior y con arrastre sobre la demanda interna a través de una mayor actividad y generación de empleo como son la agricultura, industria, construcción, servicios personales, servicios a empresas, comercio, etc, actividades que pueden mejorar su nivel de ocupación y que, en estos momentos, se encuentran estancadas.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario