Sin categorizar

El 83% de los jóvenes canarios saldría al exterior por obtener un empleo

AGENCIAS.- El 83 por ciento de los jóvenes canarios está dispuesto a cambiar su lugar de residencia por obtener un empleo o continuar con sus estudios, cuando en 2007, esta opción solo la contemplaba el 25%, según datos de la ‘Encuesta de Jóvenes de Canarias 2012’ realizada por la Consejería de Presidencia, Justicia e Igualdad del Gobierno de Canarias.

En rueda de prensa, el consejero regional, Francisco Hernández Spínola, acompañado del director general de Relaciones Institucionales, Participación Ciudadana y Juventud, Teófilo González, ha destacado que la movilidad es una «alternativa» para afrontar la crisis económica, pero no ha ocultado que la situación de la juventud canaria es «alarmante».

La encuesta se realizó durante las meses de septiembre y octubre del año pasado entre más de 1.100 jóvenes de ambos sexos y residentes en Canarias. El estudio, estructurado en doce bloques temáticos, analiza diversos aspectos como la emancipación económica, el nivel de formación o la vida en familia.

Spínola ha detallado, por ejemplo, que el 26,5 por ciento de los jóvenes que se habían emancipado ha vuelto al hogar familiar, y cuatro de cada diez jóvenes de entre 25 y 30 años aún vive con sus padres.

Otra de las conclusiones de la encuesta, ha comentado Spínola, es la «vuelta a las aulas», ya que se ha pasado de un 66,5 por ciento en 2010 a un 71,8 por ciento dos años después, al mismo tiempo que el abandono escolar ha pasado del 34 al 29,3 por ciento.

Asimismo, el 61,7 por ciento de los jóvenes de entre 18 y 30 años vive de los ingresos de otras personas, y se alcanza la independencia económica, de media, a los 27 años, cuando dos años antes era a los 26.

Ni-Ni

El 51,5 por ciento de los jóvenes de entre 14 y 30 años forman parte de la población activa, mientras que solo el 1,4 por ciento se considera ‘ni-ni’. De los que trabajan, un 39,9 por ciento tiene contrato temporal, un 43,6 por ciento fijo, un 10,7 por ciento es autónomo, un 1,4 trabaja en un negocio familiar y otro 4,4 no tiene contrato laboral.

En total, según el consejero, el 73,3 por ciento de la juventud canaria está en paro, un 15,2 por ciento compagina la búsqueda de trabajo con la formación, y un 11,8 por ciento, busca su primer empleo.

Para el consejero, la causa principal del desempleo es la alta temporalidad de los contratos y el cese de actividad de las empresas, si bien ha destacado el aumento de la actitud emprendedora.

La encuesta revela también que el coste de un alquiler supone el 48 por ciento de los ingresos de un joven, porcentaje que sube hasta el 52 por ciento en el caso de tener que afrontar una hipoteca.

Desde el punto de vista social, el 16 por ciento de las parejas jóvenes tiene hijos, y de ellas, el 80 por ciento está casada o vive en común, mientras que el 16,5 por ciento son padres o madres solteras.

Spínola ha calificado de «significativo» que el 28 por ciento de los jóvenes que han sido padres viven con sus progenitores, y las madres adolescentes representan el 3 por ciento, cuando hace diez años  alcanzaban el 6 por ciento. Además, el 56,5 por ciento de los jóvenes parados, lleva en esa situación más de un año.

Preservativo

En cuanto a la sexualidad, ha calificado de «alarmante» que un 20 por ciento de los jóvenes sin pareja estable no use el preservativo, mientras que con respecto a las nuevas tecnologías, el 95 por ciento de los jóvenes tiene ordenador en casa y la conexión a internet es prácticamente total.

El consejero ha dicho que la situación es «muy preocupante» en Canarias y las administraciones deben «volcarse» para buscar una salida, que se presentará cuando empiece a «mejorar» la situación económica y accedan al empleo.

En esa línea, ha calificado de «ridícula» la aportación de 6.000 millones de euros de la Unión Europea para luchar contra el paro juvenil entre 2014 y 2020, por lo que ha pedido planes de apoyo y formación, y en ese sentido, ha adelantado que el Ejecutivo regional pondrá en marcha en breve un programa de garantía juvenil.