FIRMAS Sin categorizar

Una auténtica entrevista falsa con Vin Diesel. Por Eduardo García Rojas

– Señor Diesel, antes que nada le agradecemos esta auténtica entrevista falsa que nos concede. Somos conscientes que es un hombre muy ocupado.

– Nada hombre, para eso estamos. Escupa.

– ¿Que escupa?

– Demonios, que pregunte de una puta vez…

– Bueno, nos gustaría saber si le gustó lo que vio de Canarias.

– ¿Canarias, ónde está eso?

– Muy pegadito a África, pero son una islas que pertenecen a España, que a su vez está dentro de una cosa que se llama Europa.

– Ya.

– Mmmm, ¿le gustó Canarias?

– Es que ahora mismo…

– En esa tierra se rodó la sexta entrega de Fast & Furious.

– La de los coches… ya, ya…

– ¿Le suena Garachico?

Mu bonito. Mu bonito todo. Hace buen tiempo ahí, ¿no?

– Sí, por norma general.

– Me encanta sudar.

– Será por las horas que le dedica al gimnasio.

– ¿Eh?, ¿no será usted uno de esos listillos que piensa que por preocuparme por mi físico tengo un cerebro de mosquito?

– Vágame Dios, no he querido decir eso…

– Conozco a los tipos de su calaña. A mi no me engaña nadien.

– No se levante del asiento, señor Diesel… Yo solo preguntaba…

– Preguntar, preguntar… Soy Vin Diesel, el puto amo.

– Vuelva a sentarse, haga usted el favor.

– Me siento porque soy un hombre de paz. Ahora pregúnteme qué libro estoy leyendo…

– ¿Qué libro está leyendo?

– ¿Cómo?

– Que ¿qué libro está leyendo?

Alicia en el país de las maravillas. ¿A que le sorprendo?

– Yo imaginaba algo más nietzcheano.

– Esa etapa la superé. Hace mucho, mucho tiempo.

– ¿Qué opinión le merecen las películas Fast & Furious?

– Que es una manera divertida de ganar dinero.

– Pero habrá algo más que ganar dinero…

– ¿Cómo qué?

– No sé, ver mundo. Por ejemplo, parte de la sexta entrega de Fast & Furious se rodó en Canarias…

– Y dale con Canarias.

– Es que…

– ¿En ese sitio se comen unas papas con piel?

– Pues sí, las llaman papas arrugadas y con mojo están que…

– El mojo es esa salsa que le ponen, ¿no? Una roja y otra verde, ¿no? La roja me dio ardor de estómago, casi suspendemos el puñetero rodaje por eso… Ay que malito me puse.

– Al margen de las papas, ¿qué recuerdos guarda de su estancia en las islas?

– Es que no sé muy bien de que islas me habla…

– De Canarias, donde le pusieron las famosas papas…

– Ya no me acuerdo. Viajo mucho, sabe usted. Yo soy más de comida sana. Hago ejercicio. De hecho, debería usted hacer ejercicio.

– A mi edad…

– Pamplinas. No hay nada como levantar pesas, sudar y olvidarte de los problemas.

– ¿Tiene usted problemas?

– Ni se los imagina. Estoy harto de que gente como usted piense que soy un trozo de carne con ojos…

– Yo…

– No se haga el listillo, he leído lo que ha escrito sobre la película.

– Pero ahí digo que usted, cuando cae en manos de un director con talento es un buen actor…

– ¿Actor?, ¿quiere usted decirme que entiende por eso de actor?

– No sé, así, a bote pronto… ¿alguien que interpreta a otro?

Mmmm, no lo había pensado.

– ¿Le gusta su trabajo?

– ¿Hasta cuando voy a tener que  aguantar tantas estupideces juntas…?

– Usted perdone…

– Aligere y vaya al grano.

– Me he quedado sin preguntas.

– Pues improvise.

– ¿Cuál es su director favorito?

– Manoel de Oliveira.

– Usted bromea.

– ¿Por qué iba a bromear?

– No sé, las películas que hace y las que rueda ese señor se encuentran en las antípodas.

– En las antípodas vas a irte tú cuando te rompa la crisma.

– No se me sulfure… Yo es que pedí una entrevista con la Pataky, con la Rodríguez y con la Brewster y no hubo manera.

– Todos dicen lo mismo.

– Yo… Le agradecería que no cerrara los puños que me está dando miedo.

– Pues verá cuando me ponga en plan Las crónicas de Riddick.

– Serénese, Diesel no es un tipo que le pegue a un tío que lleva gafas. ¿Qué pensaría sus seguidores?

– Pues cállese de una vez.

– Conste que lo hago por ellos.

– ¿Por quiénes?

– Por sus segadores, naturalmente.

– Ya.

– Ya.

– Le concedo una última pregunta, que lo veo nervioso.

– Yo…

– Pregunte, pregunte…

EhhhEhhh… Pues nos gustaría saber si le gustó lo que vio de Canarias.

– Tú te lo has buscado, chaval.

Saludos, el reportero Tribulete que en todas partes se mete, desde este lado del ordenador.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario