FIRMAS

El corralito acorrala a Corrales. Por Joaquín Hernández

Pues yo que quieren que les diga, a mi José Manuel Corrales me ha gustado siempre, me refiero a su talante político festivo, tipo Rey del Mambo y rebelde con causa. Se pude decir más alto o más bajo pero no más claro; José Manuel Corrales se bate el cobre y lucha contra la corrupción política partidista, sindicalista, empresarial y todo lo que se menee en pro de la honradez de esa secta de privilegiados llamados “políticos”. El aval que tiene Corrales es muy importante para acreditar su lucha sin cuartel, nada más y nada menos cuenta con el abogado, el Eliot Nes de Canarias, Felipe Campos.

Buen tándem ese del político honesto y el abogado justiciero.

Sin  embargo, después de su honrosa salida del PSOE tinerfeño (digo honrosa porque fue de los pocos que tuvieron huevos y agallas para mandar al carajo al Zorro Plateado) y su entrada en ese engendro llamado Socialistas por Tenerife, las luchas internas por “lucir el tipo” en los medios de comunicación de Dª Odalys Padrón y resto de la cuadrilla ha culminado en la presentación de una denuncia ante la fiscalía anticorrupción por una supuesta prevaricación del Alcalde Bermúdez y por cobros de comisiones ilegales a José M. Corrales.

El tema es el siguiente: Eran padre e hijo y no se fiaban de la mitad de la cuadrilla. Resulta que los trapos sucios en lugar de lavarlos en casita se quieren lavar públicamente. Si Corrales está presuntamente cobrando comisiones ilegales, en lugar de acudir a la fiscalía anticorrupción a formar el lio padre, primero se arregla el asunto en el propio Ayuntamiento y si es así y se comprueba fehacientemente la “fechoría” o bien devuelve el dinero y dimite o bien se acude a la justicia. De acuerdo estoy con Santiago Pérez en todo lo que manifiesta sobre el asunto y la tristeza que le provoca semejante “ajuste de cuentas”. Pero ojo al dato, en caso de que todo lo cobrado por el presunto corrupto no fuera ilegal, o sea que entrase dentro de las retribuciones destinadas a un trabajo especifico y legitimo dentro de la corporación capitalina, quien debería de encontrarse inmersa en una querella criminal por calumnias y por obstrucción a la justicia por denuncia falsa sería la Sra. Odalys Padrón y su sequito. ¿Qué se apuestan ustedes que aquí no va a suceder nada? Pues eso… ¿total que son 1.000 eurillos al mes en comparación con Zerolo, Bárcenas, El Bigotes, El Cachuli, el Roca, etc. etc. etc.?

Pues na de na… jejeje y si no que se lo pregunten  a Marianito Rajoy

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario