FIRMAS Juan Velarde

Guillermo Guigou, la esperanza de Santa Cruz de Tenerife. Por Juan Velarde

Lo vengo manteniendo desde hace mucho tiempo y al final se tiene que hacer realidad, aunque sea por pura lógica o por la fuerza del destino. Santa Cruz de Tenerife está perdiendo la oportunidad de oro de tener en su poltrona a una persona de la valía, de la relevancia, del trabajo con denuedo y con el sacrificio que ofrece sin condiciones el doctor Guillermo Guigou.

Dos hechos en los últimos días han venido en dar la razón al concejal de Ciudadanos de Santa Cruz, primero con respecto a la irregular adjudicación de unos trabajos en el IES Hermanos García Cabrera para ser reconvertido en sede municipal y, por el otro, la sempiterna lucha con Emmasa, la empresa municipal de aguas que fue privatizada por los santos reales decretos del zerolismo y del peperismo que ‘te avío’. En uno y en otro caso, la Justicia se ha pronunciado alto y claro. A Zerolo le tocará declarar a buen seguro en el Supremo por saltarse los reparos de Intervención en el caso de las obras en el instituto y el ayuntamiento, en el caso de Emmasa, tendrá que repetir el pleno donde aprobó torticeramente que la empresa había que privatizarla. ¡Menudos linces!

20130522223148-00guillermo-guigou.jpg

Lo cierto es que Guigou, con calma, sin dar grandes ni contundentes titulares, puso estos casos en donde se debía, en el juzgado y la acción de la Justicia, lenta, a veces desesperadamente lenta, le ha acabado dando la razón. Pero, claro, ¿quién era Guigou para la potente bancada nacionalista o para los agregados del PP? Un don nadie, alguien que se dejaba llevar por el odio visceral de no haber pillado cacho en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife. ¡Qué fácil es desacreditar con, de paso, el árbitro mediático a favor! Sin embargo, los tribunales no entienden de presiones y han acabado dejando a Zerolo y comparsa a los pies de los caballos.

Es tal el desgobierno que existe en la capital chicharrera que sólo alguien como Guillermo Guigou puede darle un cambio de 180 grados al panorama actual. CC ya se ha demostrado ineficaz para dar soluciones, el PSOE está perfectamente cobijado a la sombra del nacionalismo y no va a dar un paso, el PP no tiene nada que aportar y encima fue el partido que echó como agua sucia al propio Guillermo porque en el reino ‘soriano’ no cabían voces discrepantes, Ignacio González y su CCN son lo que son, una panda de arribistas y en Izquierda Unida, con el Corrales más megafonero que nunca, su gestión se centraría en pulirse el presupuesto de las maltrechas arcas del Consistorio en el día el orgullo gay y en comprar una bandera republicana de grandes dimensiones para quitar la española. Lo peor de todo es que aún quedan dos años para las elecciones y la cosa sólo puede ir a peor.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario