Sin categorizar

CaixaBank retira los 743 despidos en Banca Cívica y mejora las indemnizaciones

AGENCIAS.-CCOO, SECPB y UGT han celebrado el «cambio de rumbo» de Caixabank y han asegurado que ahora se da el escenario adecuado para empezar a negociar el ajuste de plantilla de 3.002 personas que la entidad pretende llevar a cabo en toda España.

Dirección y sindicatos iniciaron el período de negociación del ERE con la voluntad de alcanzar un acuerdo antes del 1 de abril y evitar así la aplicación de la nueva normativa aprobada por el Ejecutivo la pasada semana en materia de jubilaciones y prejubilaciones.

En la reunión de ayer de la mesa de negociación, CaixaBank ha planteado que los trabajadores de Cívica afectados por el ERE temporal se puedan incorporar donde existan vacantes y acogerse a las prejubilaciones y bajas incentivadas propuestas por la compañía.

Además, la entidad ha planteado la posibilidad de prorrogar la situación de estos empleados y que, por lo tanto, sigan en situación de ERE temporal durante un tiempo más. La entidad, por otro lado, ha mejorado ligeramente su propuesta de indemnizaciones por prejubilaciones y bajas incentivadas.

En cuanto a las bajas voluntarias, CaixaBank ofrece que se acojan a esta medida todos los empleados con edad igual o inferior a 57 años, que percibirían una indemnización de 45 días por año trabajado con un tope de 42 mensualidades y un mínimo de dos anualidades. Hasta ahora, CaixaBank ofrecía un máximo de 40 días por año con 36 mensualidades tope. Establece, además, dos modalidades de prejubilaciones, en función de la edad de los trabajadores.

A los empleados de 58 y 59 años o más, les ofrece una indemnización de entre el 57 y el 60 % del salario fijo bruto anual hasta los 63 años, así como el mantenimiento de las aportaciones al plan de pensiones.

A los trabajadores de entre 53 y 57 años, les propone una indemnización equivalente al 57 % del salario fijo bruto anual de cinco años.

Fuentes de CCOO han señalado que estas mejoras siguen siendo «insuficientes», aunque han destacado el cambio de actitud de la dirección, que ha aceptado retirar los despidos y negociar medidas no traumáticas para acometer el ajuste de plantilla, que afectará principalmente a las comunidades de Andalucía y Cataluña.