Moda SOCIEDAD

MODA. Petro Valverde: “Hay que saber de arquitectura para vestir el cuerpo de una mujer”. Por Mónica Ledesma

Elblogoferoz / Mónica Ledesma.- Su nombre es referente de la moda nacional e internacional de la Alta Costura. Su elegancia y sencillez a la hora de vestir a la mujer, su fama. Trabajo y tesón son premisas en su quehacer diario y la conexión con sus clientas, entre las que se encuentran la princesa Tessa de Baviera, Marisa de Borbón, la baronesa de Güel, la marquesa de Camporeal, la infanta doña Elena (a quien además diseñó su traje de boda) o la Casa Real Jordana, entre otras, sus mejores aliados.

Tras más de 30 años dedicado a su mayor pasión: el mundo de la moda, este sevillano de nacimiento -afincado desde 1974 en Madrid donde comenzó a trabajar como patronista en una de las mejores empresas del sector hasta que en 1980 creó su propio taller- ha sabido tejer su nombre en letras de oro dentro de un mundo de lujo, glamour y sueños. El es Petro Valverde.

-Con una larga trayectoria dedicado al mundo de la moda ¿considera que un diseñador nace o se hace?

-Primero nace y luego se hace. Hay que tener una base del diseño, que en mi época no existía, ya que no habían ni academias ni publicidad para la moda. Por eso me vuelco tanto en los jóvenes y doy estos cursos en la Universidad. Antes la formación que se recibía era lo que se llamaba aprendiz de silla, es decir, te enseñaban a probar, cortar y coser. Es por ello que la gente de mi generación sabe hacer esto, y es lo que enseño, ya que en la carrera no se da esta asignatura.

-¿Cómo se construye la fama de un diseñador?

-Con mucho tesón, esfuerzo, trabajo y estando siempre en una línea, siendo respetuoso con el público, la prensa, y sobre todo dando lo mejor de ti porque quien te pone o te quita es el público. Tengo la suerte de tener una clientela muy buena, de gente que admiro y respeto, y para mí esto es un don de Dios. Pero la fama se crea con muchos años de trabajo.

-¿Cómo fue el comienzo de Petro Valverde en el mundo de la moda?

– Con 14 años planteé a mis padres que quería ser modisto, palabra que me gusta más que diseñador. Como no había tradición en la familia pues mis padres pusieron el grito en el cielo porque además en mi generación y en aquellos tiempos pues dedicarse a esta profesión incluso estaba mal visto. Pero al final lo entendieron y me ayudaron muchísimo a hacer lo que yo quería. Así empecé en sastrería, como aprendiz de sastre, lo cual para mí fue muy beneficioso y es una base que por ejemplo se ve en mis chaquetas, las cuales están tan bien construidas y sientas tan bien porque tengo ese bagaje de sastrería al igual que otros grandes modistos como Balenciaga o Pertegaz.

-La moda es una constante reinvención, pero para crear diseños de Alta Costura qué hace más falta saber combinar materiales y tejidos o mucha imaginación…

-Tienes que tener imaginación pero también tienes que saber mucho de arquitectura porque hay que estudiar muy bien el cuerpo de la persona para saberlo construir, pues a todo el mundo no le sienta bien la misma prenda. A una mujer bajita y ancha de caderas, por ejemplo, hay que cambiar el modelo para disimular sus defectos y que quede elegante. Pero esto también es mucho de psicología. Por ello, a mí me encanta el trato con el público, saber quién se va a poner la ropa que yo estoy diseñando.

Desfiles de novias de Petro Valverde.

-¿Las tendencias en moda quién las marca?

-Siempre digo que las tendencias las marca la calle. Nosotros somos meros interpretadores de lo que la calle manda. Es verdad que somos los que exponemos, pero el movimiento hippy, underground o el rap lo marcó la calle. Ahí comienzan las tendencias que finalmente luego llegan a las pasarelas.

-Y la inspiración de Petro Valverde también la da la calle…

-La inspiración me la da la persona porque para eso mi trabajo es personalizado y cada traje es diferente porque cada clienta también lo es. La Alta Costura no es lo mismo que cuando haces prêt-à-porter. Aquí tengo la gran suerte de hacer lo que más me gusta, que es el trato directo con el público.

-Usted lleva más de 30 años en este mundo, ¿cómo ve la evolución de la moda en España?

-Creo que tenemos muy buenos profesionales en España que están a la altura de Francia, Nueva York o Italia. Las grandes pasarelas se documentan mucho de la moda española y en concreto de la andaluza, pues grandes como Lacroix o Galiano siempre tienen un toque muy andaluz en sus colecciones. Y eso demuestra que no hay nada que envidiar.

-Sus comienzos en el mundo de la moda fueron en Madrid trabajando para una importante firma, aunque con el tiempo creó su propia empresa. ¿Es mejor ser su propio jefe?

-Sí. Prefiero ser mi propio jefe y contar con un gran equipo de trabajo como el que tengo que me sigue y que es muy bueno. Son profesionales que he hecho yo y con los que llevo trabajando más de 30 años.

La Infanta Elena junto al Rey el día de su boda, con un diseño de Valverde.

-Usted viste a muchas mujeres importantes del mundo, sobre todo de la realeza. ¿Puede ser más un hándicap que un trampolín para un modisto?

-En principio es un honor que te elija gente de este nivel para lucir tus diseños, pero también es cierto que estás expuesto a las críticas. Ocurre casi igual que cuando presentas una colección en pasarela, que tras seis meses de trabajo, después la prensa lo valora dependiendo de cómo le caigas tú o la modelo que lo luzca. Este tipo de crítica es algo muy duro en nuestra profesión.

-¿Es decir que la modelo influye mucho a la hora de presentar una colección?

-Muchísimo. En mi caso tengo modelos muy conocidas en mis desfiles, pero siempre pongo a menos populares para que se valoren más mis prendas.

-¿Qué opina del estilo que ha marcado la Princesa doña Letizia?

-Creo que ha encontrado su línea y va bastante bien, moderna y discreta aunque la prensa se empeña en hacer esa comparación con Rania de Jordania, la cual no lo veo así. Son similares pero no comparables.

-La Casa Real española, a la que viste en muchas ocasiones, se caracteriza por su sencillez a la hora de vestir…

-Sí son mujeres muy discretas y la Princesa de Asturias, por ejemplo, lo mismo lleva un pantalón de Mango que uno de firma. En agendas tan apretadas como las que tienen no hay ni tiempo de elegir mucha ropa, pero doña Letizia se ha decantado por un prototipo de mujer actual que me gusta, porque cambia mucho de peinado, de estilo y además es muy agradable de ver en esa línea.

-¿A qué mujer famosa le gustaría vestir?

-A muchas, pero no soy nada mitómano en este aspecto. Para mí, toda mujer que se pone en mis manos ya es importante.

Detalle de la colección 2010 de novias de Petro Valverde.

-¿Cree que la mujer española conserva aún ese glamour?

-La sociedad va cambiando y las prisas y el estrés hacen que la mujer a la hora de vestir busque a veces más comodidad que elegancia. No obstante, creo que la mujer española se sigue arreglando muy bien.

-¿La moda de Alta Costura también se ha visto resentida por los la crisis económica?

-Se ha resentido y mucho, pues al ser un artículo de alta gama se ha notado bastante la crisis. Pero pienso que vamos a aguantar porque de esta situación vamos a salir. Aunque sí es cierto que nos hemos tenido que readaptar a los tiempos que estamos viviendo y bajar precios para poder mantener puestos de trabajo, pagar impuestos y un largo etcétera, ya que ante la crisis la moda no ha tenido ningún beneficio y los gastos se mantienen igual.

-Usted se ha especializado en novias y vestidos de fiesta. ¿Cómo presenta a la mujer para estas ocasiones especiales?

-Antes de diseñar un traje de novia lo primero que hago es tener a la futura contrayente al menos una hora hablando con ella para que me explique su sueño, dónde se va a hacer la boda, detalles, etcétera. De ahí va surgiendo el traje que yo quiero que la novia lleve ese día. Si no hay conexión y complicidad con la clienta creo que no podría hacer el vestido, pues necesito que la mujer vibre y se crezca con mis diseños. Eso a mi me motiva muchísimo.

-¿Ya se trabaja en la nueva temporada otoño-invierno?

-Bueno ahora estamos totalmente de lleno en novias hasta el próximo octubre. Próximamente comienza además la Pasarela Cibeles Novia y allí estaremos. Por lo cual aún no he entrado en la nueva temporada de Alta Costura.

-¿Qué tendencia marcará a la mujer de Petro Valverde?

-Voy hacia una mujer muy femenina, elegante, con cinturas hombros muy marcadas.

-¿Cuáles son los materiales y sus colores preferidos?

-Me encantan las gasas y las sedas por su movimiento. Me gusta mucho jugar con los tejidos. Y en colores estoy en un abanico amplísimo, me fascinan los fucsias, los rojos o los malvas. Pero aunque me encanta la explosión de colores, quizás influencia de mi origen andaluz, admito que utilizo mucho el color negro, pues es discreto y siempre vas a acertar.

La elegancia es la nota característica en los vestidos de novia del diseñador.

-¿Y cuáles considera que deben ser las piezas claves del fondo de armario de una mujer?

-Unos jeans, un pantalón de vestir, un vestido corto discreto y una buena chaqueta. Aparte de los complementos.

-Ya que ha hablado de complementos, cada vez más están cobrando un papel importantísimo en la moda…

-Así es, son muy importantes al igual que el maquillaje y la peluquería. En mi caso, soy incapaz de entregar un trabajo sin haber visto antes una prueba de maquillaje y peluquería.

-¿Y ha pensado en crear nuevas líneas, como por ejemplo de perfumería?

-De perfumería me encantaría hacer una línea propia, aunque no me ha llegado aún la oportunidad. De complementos ya tengo alguna en venta.

-¿Y la moda masculina?

-No me gusta. Hay muy buenos profesionales ya que hacen moda para hombres y, sinceramente, a mí no me llama. Prefiero vestir a la mujer.

-¿Qué proyectos tiene en mente?

-Hay un proyecto, aún embrión, de abrir una tienda fuera de Madrid. Pero aún se está gestando. Otros proyectos pues han sido participar en la exposición el Abrazo del Arte, en conjunto con la Fundación Síndrome de Down que se clausuró el pasado 31 de marzo en el Museo Matadero de Madrid, un trabajo que nos ha llevado dos años pero que ha sido una preciosidad. Lo próximo que tengo será el 30 de mayo, día en que concederán la Medalla de Oro de Sevilla, reconocimiento por parte de mi ciudad del cual estoy muy contento, pues aunque ya no vivo allí sigo estando muy vinculado.

La inspiración andaluza, siempre presente.

-Sevilla siempre presente…

-Así es. Estoy muy agradecido a Madrid a quien le debo muchísimo porque allí me he hecho profesionalmente, pero vinculado a mi Sevilla siempre, pues por ejemplo la boda de Doña Elena se hizo allí. Por tanto, el hecho de que ahora mi tierra me de este premio me llena de orgullo.

-¿Conoce la moda canaria?

-Sí la conozco, es muy bonita y adaptada a las Islas, lo cual demuestra que la moda es muy diversa y tiene su peculiaridad según la zona de España en la que estés.

– Ha acudido a Tenerife a impartir una conferencia en la sede de la UIMP sobre su la trayectoria de la moda. ¿Qué ha querido transmitir a los asistentes?

-Lo que intento es que los jóvenes diseñadores conozcan cómo se empieza en este mundo, pues aunque yo ahora salga en medios de comunicación y tenga portadas en revistas o periódicos y vista a señoras muy importantes esto no te lo regalan sino que es el fruto de una trayectoria y un tiempo en el que tienes que ir ganándote al público, manteniendo una línea y esto es algo complicado. Por ello, busco que los jóvenes vean que este mundo no es sólo una portada de revista sino que detrás hay mucho esfuerzo y tesón.

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario