FIRMAS Juan Velarde

Al Rojo Vivo: El éxito y el buenhacer de García Ferreras

Tertulias políticas hay muchas, quizá incluso podemos llegar a afirmar que estamos llegando a un grado de saturación supremo. El bosque de foros en los que varios periodistas vierten sus opiniones parece igual en toda su vasta superficie. Sin embargo, siempre hay quien destaca por su estilo desenfadado y novedoso de llevar a buen puerto un debate de estas características y uno de esos ejemplos lo conforma Al Rojo Vivo, en laSexta, con un Antonio García Ferreras que ha hecho de su programa un foco de referencia para mantener perfectamente informados a los televidentes.

20130202183107-23741-antonio-garcia-ferreras-presenta-al-rojo-vivo.jpg

No es sencillo mantener el interés durante más de hora y media, pero Ferreras lo hace de manera sublime. Primero, porque sabe mantener la siempre complicada pluralidad en una mesa, después porque está pendiente de la última hora, con conexiones y entrevistas en directo. Nada se le escapa a este genial periodista, uno de los mejores que tenemos ahora mismo en España y que ha sabido llegar a los espectadores, como así demuestran día tras día las cifras de seguimiento de ‘Al Rojo Vivo’.

La apuesta del director de laSexta fue más que arriesgada, ya que este programa empezó emitiéndose en laSexta 2, en horario nocturno, con buenas cifras para no ser el canal principal de la cadena de Mediapro. Sin embargo, García Ferreras entendió que este formato tenía encaje en laSexta y en otra franja horaria, poco después del mediodía. Había quien dudaba del éxito de implantar el espacio ahí, sobre todo porque no hay una costumbre de llevar las tertulias políticas a unos horarios que están a caballo entre los programas de crónica social y los informativos. Pero el tiempo y, sobre todo, el share, le ha dado la razón al responsable de colocar Al Rojo Vivo entre los programas más vistos en ese tramo horario.

Insisto, muchos deberían tomar ejemplo de una tertulia donde se respeta la pluralidad, donde el presentador-moderador no es un árbitro que tome partido por una determinada tendencia y, quizá lo más importante, que no se ajusta a un formato rígido e inflexible. Es saltar la noticia y rápidamente se establecen las conexiones oportunas y luego se cuenta hasta con un análisis de los expertos que conforman su mesa de actualidad. Cuando algo roza la excelencia, por no decir que la alcanza, no queda otra que reconocerlo y Antonio García Ferreras ha logrado engancharnos con su peculiar y jovial estilo. Enhorabuena y que sea por mucho, pero que mucho tiempo. Hacía falta algo así en la televisión de España.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario