FIRMAS

Anecdotario radiofónico. Por Joaquín Hernández

La única y última entrevista a un Capitán General de Canarias (Jaime Barra Alcántara) la efectué un mes antes de su jubilación. Por aquellas fechas estaban todos los jefes de redacción de los periódicos canarios, radio y televisión, buscando desesperadamente la entrevista que el sesudo Capitán General se negaba autorizar.

Por medio de mi amigo (E.P.D.) Pedro Pérez Andreu Díaz, y después de mucho rogar, logré la deseada entrevista. Rojas (magnifico técnico de RNE en Canarias) y yo nos fuimos a la Capitanía General, y a las 12 am en punto estábamos entrando, acompañados del Coronel ayudante, en el gran despacho del Excmo. D. Jaime Barra Alcántara.

Antes de empezar, el general avisó a su ayudante:

– «Antonio, voy a estar con estos señores de RNE durante un par de horas, a menos que sea el Jefe del Alto Mando, no me pases ninguna llamada«.

Con un «a sus ordenes mi general«, cerró la puerta y salió.

Debo decir que D. Jaime medía como 1,95 de altura, pero todo lo que tenía de alto lo llevaba de campechano y simpático. A los 10 minutos sonó el teléfono, nos pidió perdón por la interrupción y contestó aireado.

– «!! Dígame!!» si, si, ¿pero no le he dicho que no me pasará llamadas? Ya .. ya páseme… Sí, sí cariño; si yo que sé (hablaba el General) no se que pintor, bueno habla con el sargento… si ahora no puedo estoy con la radio.. si .. si vale»

Y colgando me dice: «Mi mujer, que estamos pintando la casa y me dice que si el pintor…que si no sabe…o sea… !!mujeres!!..

Seguimos la entrevista y al cabo de otros minutos volvió a sonar el teléfono. Y esta vez visiblemente cabreado:

-«COJONES ¿como el tengo que decir que no me pase llamadas? bueno.. que sea la última vez..!! si.. si.. si cariño sé que es incomodo, lo comprendo pero ahora no me puedo ocupar de nada estoy con la entrevista con RNE y me estás distrayendo… vale vale.. luego lo hablo.. adiós cariño..»

Volvió a colgar el auricular y llamó al coronel ayudante, que entrando en el despacho y dando un sonoro taconazo, se cuadró firme ante el Capitán General de Canarias; el cual le espetó:

– «!!Antonio usted me entiende cuando le digo que no quiero que me pase llamadas a menos que se del Jefe del Estado Mayor o de otra forma.. !! Si no se declara la guerra… NO ME PASE MAS LLAMADAS, ENTENDIDO?!!»

Colorado como un tomate y a punto de llorar el coronel balbuceó:

– «Perdone mi General pero usted conoce a Dª María Jesús y sabe que a su señora no se le puede llevar la contraria…»

A lo cual el Capitán General, lleno de comprensión y con resignación digna del Santo Job, le contestó:

-«Esta bien Antonio, te comprendo. La próxima vez que llame dile que he ido a Hoya Fría con el Sr. Hernández…»

Y proseguimos la entrevista, la cual fue comentada por su interesante contenido por todos los medios de comunicación de las islas, y alguno de la península (sin destacar la fuente ni el entrevistador).

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario