Sin categorizar

Nadie responde. Por Jafet Barreto

Nadie responde

¿Cómo es posible que, tras cinco años de iniciada la crisis, ningún partido político tenga un diagnóstico coherente de lo que le está pasando a España?. ¿Ningún partido político tiene una estrategia o un plan a largo plazo creíble para sacar a España de la crisis?. ¿Por qué la clase política española parece genéticamente incapaz de planificar y de ser ejemplar?. ¿Nadie, salvo el Rey y por motivos propios, pide disculpas a estas alturas?.¿Por qué ignoran la estrategia de futuro más obvia para España, la mejora de la educación, el fomento de la innovación, el desarrollo y el emprendimiento y el apoyo a la investigación, y la masacran con recortes?

Sr. de Guindos, España no está haciendo lo que hizo Alemania hace diez años. España hace lo mismo que Grecia hace un año. Recortes sociales e imposición de los dogmas del FMI y del BM, intervienen en nuestra economía, y por tanto, en nuestra política. Estas recetas económicas se han demostrado históricamente injustas, ineficaces y antidemocráticas. Sus resultados son más pobreza para las mayorías sociales y más riqueza para la élite, el desmantelamiento de lo público y la transformación de los derechos en privilegios.

A estas alturas del partido, nadie duda de que, es obvio que la clase política ha desarrollado en las últimas décadas un interés particular, sostenido por un sistema de captura de rentas, que se sitúa por encima del interés general. Los políticos son los principales responsables de la burbuja inmobiliaria, del colapso de las cajas de ahorro, de la burbuja de las energías renovables y de la burbuja de las infraestructuras innecesarias y, todas estas cuestiones, evidentemente, son las que nos han llevado a los rescates europeos, a la pérdida de la soberanía con la modificación constitucional del art. 153, sin previo referéndum, a una serie de reformas, en definitiva, que han estado erosionando nuestro Estado de Bienestar.

En Islandia se persiguió penalmente a los responsables de la crisis y se dejó hundir sus bancos. En nuestro país pasa justamente todo lo contrario, el gobierno protege a quienes han provocado la crisis y arremete contra los más débiles. Pero ¿quiénes son los responsables? Los mercados, leemos y oímos cada día.

Culpar a los mercados es quedarse en la superficie del problema. Hay responsables, y son personas e instituciones concretas: quienes defendieron la liberalización sin control de los mercados financieros; los ejecutivos y empresas que se beneficiaron de los excesos del mercado durante el boom financiero; quienes permitieron sus prácticas y quienes les permiten ahora salir indemnes y robustecidos, con más dinero público, a cambio de nada.

Sigo apelando, por todo ello, a una reforma legal que implante un sistema electoral mayoritario, lo que provocaría que los cargos electos fuesen, por ejemplo, responsables ante sus votantes en vez de serlo ante la cúpula de su partido, hecho que daría un vuelco muy positivo a la democracia española y facilitaría el proceso de reforma estructural.

Si pusiéramos, además, en el debate diario, el crimen económico y, dicho sea de paso, existieran mecanismos para investigarlos y perseguirlos, se hubieran podido evitar muchos de los actuales problemas de nuestro Estado. Todo ello no es una utopía pues, de la misma forma que se crearon instituciones y procedimientos para perseguir los crímenes políticos contra la humanidad, es hora de hacer lo mismo con los económicos.

*Jafet Barreto es presidente de Alternativa XXI

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario