FIRMAS

La radio y Don Paulino. Por Joaquín Hernández

Buenos días, hoy me levanto de la cama con mejor humor. Es posible que pueda ser la reacción que me produce las palabras titubeantes de Paulino Rivero, flamante Presi de la Comunidad Canaria, o mejor dicho del 15 reino de Taifas, anunciando la creación de miles de puestos de trabajo para los canarios y canarias. Después del descojone monumental, provocado por la risa, me pongo un cafelito y sigo escuchando al sicario radiofónico local, pringado hasta los dientes, las alabanzas a la gestión de su amado amo. La radio se vuelve anodina, aburrida y obsoleta cuando dependen de las migajas de políticos y empresarios corruptos. Se acabaron las Encarna Sánchez, lenguaraz y derechona, pero eficaz y con una audiencia que nadie ha podido superar. Las radios locales tienden a desaparecer por una sencilla razón; las tienen tan acojonadas con la puta subvención que tienen diarrea de neuronas, les faltan ideas e imaginación, más de lo mismo, siempre igual.

D. Paulino parece que camina por un desierto y por efecto del espejismo ha creído ver un Oasis donde solo hay montañas de dunas de arenas movedizas. Buscar fondos para la creación de puestos de trabajo en Canarias en la Unión Europea se me antoja una inocentada propia del día 28 de diciembre, entre otras cosas porque deben estar más que hartos de financiar proyectos para los mismos objetivos sin ningún resultado. Cientos de miles de millones de las antiguas pesetas fueron destinados por Europa para Canarias como fondos de cohesión social, el ICFEM recibió miles de estos millones dilapidados en subvenciones fraudulentas a los amiguetes de turno sin crear ni un pajolero puesto de trabajo. Los cabildos hicieron otro tanto y no con mucho mejor resultado, más de lo mismo los Ayuntamientos, de tal forma fue el despilfarro que, ante las avalanchas de denuncias que se formularon en Bruselas por distintas asociaciones, la Unión Europea tomo cartas en el asunto paralizando varios proyectos que se habían presentado. Por aquellas fechas Canarias crecía por encima de la  media nacional y sin embargo el desempleo seguía siendo el peor de todo el Estado Español.

No sé quien asesora a D. Paulino pero lo están haciendo rematadamente mal, la suerte es que, a estas alturas de la película, nadie cree nada de nada al Sr. Presidente, ni a él ni a su gobierno que ha perdido toda credibilidad entre sus paisanos. La puesta en escena de Paulino Rivero en Bruselas se me antoja como el que va peregrinación a la Virgen de Lourdes esperando el milagrito que no acaba de llegar. Basar la creación de empleo en la industria turística sigue siendo la economía de la cuerda floja, hemos podido comprobar que a mayor número de visitantes a nuestras islas seguimos aumentando la tasa de parados, decir que modernizar la planta hotelera significará la creación de miles de empleos es volver a insultar la inteligencia de los más obtusos y optimistas. Soluciones hay, claro que las hay, pero para eso hacen falta ideas e imaginación, cosa que, históricamente, le falta a todos nuestros gobernantes.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario