FIRMAS

Política responsable. Por Antonio Alarcó

El Pleno de aprobación de Presupuestos es el más importante del año y marca la hoja de ruta y las prioridades de cada institución. Las cuentas del Cabildo Insular de Tenerife para 2013, en concreto, son cruciales, dada la gravedad del contexto socioeconómico en que nos movemos. Tenemos que cuidar al individuo y atender a los problemas sociales por encima de todo, haciendo de la Corporación insular una institución comprometida y sostenible que no haga competencia con la sociedad civil, sino a favor de la ciudadanía, que demanda transparencia y austeridad.

Como presidente y portavoz del Grupo del Partido Popular en el Cabildo, celebramos la aprobación unánime de los presupuestos para el año 2013, unas cifras austeras, pero más realistas que nunca. Se trata de un ejercicio de responsabilidad política, avalado por el informe favorable de Intervención y compromiso de fiscalización y revisión trimestral. La unanimidad en torno a este proyecto es un logro sin precedentes, bajo un espíritu de consenso necesario para estar a la altura de las necesidades de quienes vivimos en Tenerife. Las cuentas para 2013, aunque duras, son las oportunas, y constituyen la base sólida de un cambio necesario.

El presupuesto asciende a 683 millones de euros, con un incremento del 2,1%, y reducción de los gastos de personal, las aportaciones públicas y la deuda. En estos cruciales momentos es conveniente trasladar un mensaje de unidad y confianza, con el fin de que pueda volver a florecer la iniciativa privada y la creación de empleo. En línea con los Presupuestos Generales del Estado, también el Cabildo prioriza el gasto social, y nuestro apoyo ha sido definitivo para que se destinen 6 de cada 10 euros a políticas sociales y bienestar.

Los populares presentamos siete enmiendas, de las que consensuamos cuatro, mientras que las otras tres, aprobadas como resoluciones, conservan su vigor e importancia porque nos permiten ajustar la economía al máximo, con el fin de salir de la actual situación.

Nuestras aportaciones se refieren al mantenimiento de la dotación presupuestaria al Instituto de Atención Social y Sociosanitaria, a conseguir que se reduzcan los gastos corrientes y los sueldos de los altos cargos de las empresas públicas que dependen del Cabildo y a limitar al 3% la reducción de la dotación a Simpromi.

Recibimos con agrado el incremento en la capacidad de ahorro de la institución, si bien vemos fundamental revisar permanentemente el estado de su actividad económica, y comprobar que el cumplimiento de los compromisos adquiridos. De hecho, el Cabildo llevará a cabo una reducción de su deuda financiera en casi 120 millones de euros, en cumplimiento del plan de ajuste aprobado por unanimidad el pasado marzo, e ingresará unos 30 millones gracias a la desinversión en empresas públicas en las que participábamos hasta el momento. En definitiva, hemos ofrecido lealtad institucional, dejando de lado las discrepancias que existen, en pos de una Isla más social, sostenible y saneada.

Hay que recordar, con todo, que si el Gobierno regional cumpliera con Tenerife y aportara los más de 55 millones de euros que nos corresponden, las cuentas podrían ser aún más sociales y justas.

Apoyamos, por tanto, unos presupuestos que hemos impregnado del espíritu y propuestas del Partido Popular, que hemos conseguido que sean realistas, equilibrados y transparentes, confiando en que 2013 sea el último año de la crisis, y que la responsabilidad y consenso que han reinado en este Pleno se trasladen a otras instituciones canarias.

Nos debemos a cerca de un millón de ciudadanos que sabrán valorar este acuerdo histórico, un cambio en la manera de entender las prioridades de Tenerife.

Juntos valemos mucho más. Feliz año nuevo.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario

Comentarios recientes