FIRMAS

GENERACIÓN Y. En este 2013: Razones para quedarse. Por Yoani Sánchez

Alguien tiene que estar al pie de la escalerilla del avión, decir adiós, sujetar el pañuelo y moverlo de un lado a otro. Alguien tiene que recibir las cartas, las postales de colores brillantes, las llamadas telefónicas de larga distancia. Alguien tiene que permanecer a cargo de la casa que una vez estuvo repleta de niños y parientes, regar las plantas que ellos dejaron y alimentar al viejo perro que les fue tan fiel. Alguien tiene que mantener los recuerdos familiares, el escaparate de caoba de la abuela, el ancho espejo con el azogue desprendido en las esquinas. Alguien tiene que preservar aquellos chistes que ya no dan risa, los negativos de  fotografías que jamás se imprimieron. Alguien tiene que quedarse para quedarse.

cielo_cubano

Este 2013, en que tantos aguardan por la implementación de la Reforma Migratoria, puede convertirse en un año donde digamos muchas veces “adiós”. Aunque respeto la decisión de cada cual sobre radicarse aquí o allá, no deja de entristecerme la sangría constante de gente creativa y talentosa que sufre mi país. Asusta conocer la cantidad de cubanos que ya no quieren vivir aquí ni criar sus hijos en esta Isla ni realizar sus proyectos profesionales en territorio nacional. Una tendencia que en los últimos meses me ha hecho despedir a colegas y amigos que partieron al exilio, vecinos que vendieron sus casas para costearse un vuelo hacia cualquier lugar; conocidos a los que dejé de ver y unas semanas después me enteré que habitaban en Singapur o en Argentina. Gente que se cansó de esperar, de postergar sus sueños.

Pero alguien tiene que quedarse para cerrar la puerta, apagar la luz y encenderla nuevamente. Muchos tienen que quedarse porque este país tiene que volver a nacer con ideas frescas, con gente joven y propuestas de futuro. Al menos la ilusión tiene que quedarse, la capacidad de regeneración debe permanecer aquí; el entusiasmo aferrarse a esta tierra. En este 2013, entre los muchos que se queden tiene que estar definitivamente la esperanza.

1 Comentario

Clic aquí para publicar un comentario

  • Estimada y muy leída escritora cubana Yoani Sánchez.
    Apreciamos coherente este artículo a comentar…, porque ¿dónde mejor que en la Patria…? Por tanto te ruego aprecies la etapa cronológica del artículo «Cuba Revolucionaria, hoy», en este medio, que fue mucha más dura y con mayores obstáculos socio económicos que la Cuba actual, según todos los pronunciamientos…
    Sigue breve fragmento del mismo….»Pero fue la presión de la administración norteamericana sobre la economía cubana quien más obstáculos puso a una regeneración económica en la Isla tras el fracaso soviético. La política de R. Reagan en la década de los ochenta, se agrava con la Ley Torricelli en 1992 que contempla la cancelación de ayuda a cualquier país que comercie con Cuba, la prohibición de tocar puertos de Norteamérica a buques que transporten mercancías hasta o desde Cuba (constituía el endurecimiento de la ley llamada de “embargo”, o bloqueo para el régimen cubano, ya impuesta desde la presidencia de Kennedy). Se modificó a posteriori bajo la presidencia demócrata de Bill Clinton, con la llamada Helms-Burton, en esencia la misma, si bien los apartados que endurecían el “embargo” no entraban en vigor por el veto del presiente ante la oleada de protestas, por su carácter antisocial, desencadenadas en casi todos los países europeos, más Canadá, América Latina y China, principales proveedores hacia Cuba…» Saludos Miguel Leal