FIRMAS Juan Velarde

Planetapas: El Planeta de las Tapas. Por Juan Velarde

Comer es, posiblemente, uno de los mayores (por no decir el mayor) placeres que cualquier persona puede disfrutar en esta vida. Siempre se ha dicho que a cualquiera se le conquista por el estómago, aunque en estos tiempos de crisis, donde siempre se mira el bolsillo o la cartera con mucho más detalle que antaño, también se pide que ese placer no resulte demasiado oneroso. No siempre es agradable disfrutar de un exquisito ágape y que luego, ¡zas! clavada por todo lo alto y las buenas sensaciones que te podía dejar una buena mesa deriven en una mala digestión…económica.

20121229192112-planetapas-trasteo-5.jpg

Por eso siempre se agradece que haya páginas o blogs como la de Planetapas, un espacio en la red de redes (https://planetapas.wordpress.com) que ofrece detalles sobre muchos rincones de España donde se puede tapear de manera contundente y además, normalmente, por unos precios asequibles y con platos que gustan a toda la familia.

Por supuesto que blogs sobre comida abundan como setas en este lugar global e infinito, mucho más que la mar océana, pero también es cierto que muchos de estos lugares sólo están hechos pensando en sitios de gran categoría, donde por menos de 100 euros ni te atrevas a poner un pie por ahí, sitios en los que, en ocasiones, dicho sea de paso, con la fantasmada de que hacen unas recreaciones artísticas con los platos (digo yo que de lo que se trata es de satisfacer el hambre, no las ansias visuales) al final uno se queda a medio comer y encima con la billetera más ligera que un maratoniano tras atravesar la línea de meta.

Así que desde este modesto blog desde el que les escribo, saturo, aburro, canso o divierto (la opinión la tiene ustedes) les recomiendo que visiten el blog de Planetapas para que vean los primeros post que ya han colgado y que nos descubren como con unas simples croquetas caseras, unas anchoas y unos pimientos o unas hamburguesas se puede preparar un menú de príncipes o de reyes y, repito, todo a un precio competitivo y con la seguridad de que saldrán del restaurante con la sensación de haber comido hasta no sentir la necesidad de tener que buscar otro establecimiento para saciar el hambre.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario