FIRMAS Marisol Ayala

El hospital Insular cierra la única unidad de desintoxicación de Gran Canaria

Muchos toxicómanos cumplen suspensión de condena y temen que la clausura del servicio les devuelva a la cárcel

 

Con el anunciado cierre de la Unidad de Conductas Adictivas del Hospital Insular previsto para el 31 de diciembre muchos jóvenes en tratamiento a diversas adicciones deberán interrumpirlo y pasar a los Centros de Atención a las Drogodependencias. Una decisión de la Consejería de Sanidad que levanta ampollas también entre los familiares de los afectados por la trascendencia de la clausura ya que temen una recaída y el consiguiente descalabro familiar. Hay decenas de usuarios a los que apenas le quedan dos meses para obtener la libertad condicional y que, para conseguirla, el juez le exige que presenten semanalmente una analítica que confirme que ya no consumen ningún tipo de estupefacientes así como el seguimiento y un tratamiento de dos años. En otros casos, gracias a la Unidad que anuncia el cierre, algunos jóvenes han conseguido recuperar a su familia y su trabajo tras haber sido condenados por un delito de salud pública. Lo cierto es que este servicio asistencial cierra después de 20 años en funcionamiento. Una buena parte de las personas que son atendidas, alrededor de 70, cumplen suspensión de condena, mientras que un número indeterminado está a la espera de valoración forense y judicial para su concesión.

Aun así el 1 de enero estará cerrado. La Consejería de Sanidad del gobierno canario defiende el desmantelamiento con el siguiente argumento: “se mejorará la atención a los pacientes drogodependientes ya que se les atenderá a través de la red específica para ello”, es decir los Centros de Atención a Drogodependientes, alejados del hospital. La intención es derivarlos a los CAD pero según los profesionales del Insular y los propios afectados esta opción no funcionará: “La decisión significará sacarlos del sistema sanitario; inicialmente se suponía que iba a llegar la lógica normalización de la atención a estos pacientes, pero ahora, 20 años después, se vuelve a estigmatizar  a estas personas al cerrar el único recurso normalizado que existe en Gran Canaria”, señala Luis Miguel Pérez, jefe del servicio.

Son muchos los afectados que están a punto de cumplir su condena y la decisión del Servicio Canario de Salud los ha dejado perplejos, asustados, inseguros. “Todos los informes médicos que me piden son del Insular”, dice unos de los afectados, “y si no entrego los análisis o salen positivos por algún error, directamente me vuelven a meter en la cárcel“, asegura quien ha sido detenido 98 veces por culpa de sus problemas con las drogas.

Otro testimonio que revela la importancia de este recurso sanitario es el siguiente: “Ahora estoy tranquilo porque mi mujer y mi familia me han vuelto a abrir las puertas de sus casas. Llegué a intentar apuñalar a mi hermano para robarle, pero gracias al tratamiento en el hospital Insular he salido adelante y soy otra persona pero ahora tengo miedo porque no sé que va a pasar, nadie nos dice nada, no sabemos qué tenemos que hacer, adonde debemos ir”. Este chico empezó a “meterse” en líos con 16 años.

Muchos desconfían de los CAD a los que quieren desviarlos porque no tienen buenos recuerdos de ese recurso asistencial: “No funcionan; allí no te dejan hablar. En el Insular si tengo un problema puedo llamar a la trabajadora social o al médico que siempre me atienden”. Actualmente en la unidad del Hospital, que con el paso de los tiempos se ha convertido en una consulta compartida, trabajan sólo tres personas: un médico, una trabajadora social y un celador. “Es la más rentable de toda Canarias. En solo once meses hemos realizado 2.600 consultas”, declara el jefe del servicio, Luis Miguel Pérez.

Ante esta situación los afectados y familiares están recogiendo firmas que presentarán previsiblemente la próxima semana en la Consejería de Sanidad. Hasta ahora tienen más de 1.000 que apoyan el “no” al cierre la única Unidad de Desintoxicación que existe en la isla.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario