FIRMAS Juan Velarde

Grecasa: Una historia cada día más rocambolesca. Por Juan Velarde

Adentrados ya en la segunda quincena del último mes del año y con el cierre del ejercicio prácticamente a la vuelta de la esquina la Consejería de Economía y Hacienda del Gobierno de Canarias sigue sin aclarar muchas incógnitas con respecto al inminente año 2013 respecto a Grecasa, que sigue siendo un expediente X que cada vez va más en aumento ante el silencio de las autoridades (im)pertinentes.

20121219201532-alberto-genova.jpg

Una vez que se han liado la manta a la cabeza creando una rocambolesca lista de reserva a través de Grecasa para las oficinas tributarias, para luego ofrecerle dichos puestos de manera sumisa a los funcionarios  las incógnitas se multiplican. Puesto que estamos llegando al desenlace de la historia que se han montado, como si se tratara de un culebrón televisivo, intriga saber el desenlace final.

En la famosa prueba psicotécnica, realizada recientemente por la empresa pública Grecasa para la formación de la citada lista de reserva, los candidatos estaban citados en las instalaciones de una empresa privada que, recientemente, acaba de declararse en concurso de acreedores. No es difícil imaginar que se trata de un empresario palmero, cuya amistad con el presidente del Gobierno Canario es pública y notoria.

La primera duda que surge, y que solo puede responder el señor Alberto Génova es la siguiente: ¿Cómo se le ocurre a usted cerrar unas oficinas tributarias que le proporcionan anualmente unos 90 millones de euros extras de recaudación?
Por más que lo pienso no logro entenderlo, sobre todo con lo barato que le sale. Esa duda no sé si podrá contestármela Don Alberto, pero es que me cuesta mucho entenderlo, y más si tenemos  en cuenta que casi la totalidad de los funcionarios que realizarán  la revisión administrativa de estos tributos  a partir de 2013, desconocen probablemente lo que es un modelo 600. Ahí queda reflejada la dimensión de semejante disparate.

La segunda cuestión la trasladan los usuarios de las oficinas de atención tributaria, y es que ¿ donde van a poder llevar a cabo sus gestiones habituales? ¿Tengo que trasladarme desde el Sur o el Norte de la Isla a la capital? ¿ Tienen preparadas ya las oficinas en los lugares donde anuncian? ……. Muchas preguntas que seguimos sin saber.

Me comunican estos gestores que están preocupados por este servicio que ahora son prestados por las oficinas tributarias comarcales y que en el próximo mes de Enero, el cual se avecina complicado por la afluencia de todos los usuarios que deben presentar declaraciones censales y autoliquidaciones de IGIC, presentación de autoliquidaciones de Transmisiones Patrimoniales y Actos jurídicos Documentados y del Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

Se quejan además estos usuarios que habiendo anunciado la Consejería de Economía y Hacienda la posibilidad de la presentación telemática de documentos notariales para el pago del Impuesto de TP-AJD , a día de hoy no conocen a nadie que haya podido realizarla sin que la página le anuncie un error. ¿ Como pueden permitir que sin haber desarrollado esta herramienta de la que si disponen otras comunidades, puedan desatender las necesidades de los usuarios y obligarles a hacer una gestión presencial que supone un desplazamiento de más que innecesario? . Imagínense ustedes el gasto que puede suponer la presentación de un documento en la ventanilla de la Administración Canaria para una persona que viva a más de 70 kilómetros de la capital, un servicio que ahora se presta y que va a ser dejado de prestar en el año 2013.

Es algo incongruente para una Administración que presume en sus decretos de ser una Administración “potente” y “ eficiente”, mientras las cifras de desempleo siguen creciendo. De traca amigos, de traca.

Se avecina un mes de Enero complicado, con marejada tirando a marejadilla en ambas capitales de provincia, porque las oficinas de atención van a ser un hervidero de usuarios indignados por la precariedad del servicio que se preste. Actualmente, ya es muy alto el tiempo de espera en ambas oficinas, para una gestión tan sencilla como la presentación de un contrato de compraventa de vehículos de segunda mano. Bueno por lo menos tendrán el consuelo que no le revisarán el valor fiscal del vehículo, ya que el pasado año solamente se realizaron cinco liquidaciones provisionales desde las Administraciones de Tributos Cedidos de las dos capitales canarias.

Una vez comenzado el año las incógnitas se irán disipando, bien porque sigan inventándose medidas absurdas, o bien porque pidan el rescate a la famosa lista de reserva de Grecasa. Todo hace indicar que el año fiscal lo empezarán enseñándoles el abecedario tributario a los funcionarios que accedan a los puestos de gestión y atención tributaria, como si estuviesen en una escuela primaria, renunciando supongo a los desayunos y tertulias prolongadas por la mañana y a las visitas a las instalaciones de El Corte Inglés.

Al menos tendrán mas tiempo para organizarse, una vez hayan obtenido un acuerdo con los Registradores de la Propiedad que terminen de realizar la gestión administrativa de los expedientes correspondientes a los años anteriores al 2013. Acuerdo casi obligatorio si leemos el borrador de decreto que será anunciado en breve a través del Boletín Oficial de Canarias.
Viendo como ha transcurrido toda esta historia, es fácil presagiar un final triste y un comienzo lamentable para la “Agencia Tributaria Canaria”, un empeño insistente e innecesario de Coalición Canaria, para seguir engañando miserablemente a un pueblo canario desinformado y desinteresado por la política y la economía.

Los gestores de Coalición Canaria están llevando al Archipiélago a unas cifras de paro y de pobreza alarmantes, mientras se permiten el lujo de hablar de Agencia Tributaria propia, mientras realizan peticiones de rescate autonómico al Gobierno Central.

El espectáculo está servido, solo tienen que esperar unos días más para poder asistir en primera fila, al estreno de un capitulo más de “ Los disparates de Coalición Canaria”, protagonizada por un cartel de lujo:  Javier González Ortiz, Francisco Hernández Spínola y la estrella sin lugar a dudas Don Alberto Génova.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario