FIRMAS

Sobre qué me pongo. Por Mónica Fernández

Según el refrán, “el necio se cubre, el rico se adorna, el elegante se viste”.

¿Qué me pongo? Es una duda que sobre todo  a las mujeres  se nos plantea a diario, y aprovechando que se acercan fechas navideñas,y que probablemente acudiremos a más de una fiesta, que mejor tema que hablar sobre la vestimenta.

Aclaremos primero un aspecto importante que mucha gente suele confundir, dando lugar a errores garrafales y metidas de pata sublimes, este aspecto del que  hablo es el concepto de “etiqueta”.

La etiqueta es la indumentaria que se  requiere y es apropiada para cada ocasión, marca la pauta en lo que se refiere a forma de vestir en un evento, es decir, no es una vestimenta en si misma. A partir de ahí podemos hablar de trajes de coctel, corto o largo y por otro  lado en el caso de los hombres, de traje, chaqué o frac. Hace poco me entregaron una invitación para asistir a una inauguración, en cuya  parte baja se podía leer “hombres: de  etiqueta”. Inmediatamente pensé “van a estar todos muy elegantes, envueltos en códigos de barras y con precios en la frente…”. Muchos se sorprenderían si nombrase el organizador de la fiesta.

Esta clase de equivocaciones llevan a que el invitado no sepa que ponerse, o confunda la frase “de etiqueta” con  vestirse excesivamente elegante para la ocasión, que muy probablemente no lo requiera, o tal vez sí. Para enfrentarnos a este tipo de errores, sino sabemos las normas de etiqueta, que no todo el mundo tiene porque conocerlas, basta con hacer una llamada al anfitrión en caso de conocerle o a la organización, y preguntar como debemos asistir haciendo caso de nuestro uso común o de las normas que dicta el protocolo en el caso de que se sepan.En el caso de que no se sepan, yo misma si me contactan,  estaré encantada de aconsejarles.

En estas fechas navideñas, se  permiten lentejuelas, brillantinas, purpurinas, plumas y demás, todo junto en mismo look de corto o largo, pero por favor no abusemos de ello o caeremos en el error de parecer una burbuja de un conocido champan, una bola de discoteca o hasta un pavo real. Los hombres tradicionalmente han vestido el esmoquin, prenda de gala que solo es utilizada para la noche de fin de año en las Islas Canarias, ya que en el resto de España, los hombres celebran esta noche vestidos con traje oscuro. En cualquier caso, llevar traje oscuro la noche de fin de año en Canarias también esta bien, salvo que acudamos a una fiesta donde, como venía diciendo al principio del post, la etiqueta masculina sea el esmoquin.

Recordemos siempre que, no hay nada más elegante que la simplicidad y la naturalidad, si no hemos acertado con nuestra vestimenta, intentemos llevarlo con naturalidad y solo así lograremos que no llame la atención. Si estamos incomodos con nosotros mismos, el resto también lo estará.

Felices fiestas

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario

Comentarios recientes