FIRMAS

Una dulce sonrisa. Por Lorena Díaz

Tiene mucho mérito, me refiero a decidirse a ser autónomo en momentos de crisis, convertirse en emprendedor. Creer, invertir y arriesgar en una empresa. Soñarla y modelarla. Más valor aún tiene hacerlo sin nunca antes haberse dedicado a la restauración.

Silvia y Leo comenzaron así. Soñando con montar un negocio juntas mientras comentaban sus cosas en una cocina. Durante años fue una quimera, hasta que un día se liaron la manta a la cabeza. Invirtieron tiempo y esfuerzo en crear y probar platos, pasión a prueba los estómagos de los suyos, aprendieron a realizar dulces creaciones.

Ahora regentan una cafetería con mucha personalidad, Cake Home, en Teobaldo Power, en el centro de la capital tinerfeña. Una empresa familiar donde la prioridad es el trato humano.

Su propuesta, cocina casera elaborada con productos frescos, sin aditivos ni colorantes, y 100% natural.
Un local con encanto, con la única aspiración de que el cliente salga con una sonrisa, que disfrute con el café, con sus preciosas pero sabrosas cakes o cupcakes, o se eleve al cielo con la ensalada o el bocadillo del día. Siempre servido con una sonrisa y pagando un precio moderado y razonable.
El objetivo inicial era según Leo « a ver si escapamos». Hoy por hoy es uno de los locales imprescindibles de Santa Cruz.
Lo difícil es decidirse aunque la mejor solución, en estos casos, es optar por el desayuno del día o por el menú degustación si la idea es almorzar.
Sus postres son una delicadeza, tartas, bizcochos y cupcakes que también podremos llevarnos a casa. Artesanales, caseras y vistosas, pero por encima de todo exquisitas al paladar.
En Cake Home encuentro a Leo y a Silvia, también a sus hijos siempre con una sonrisa, siempre ganándome por el estómago.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario