FIRMAS Sin categorizar

Palabra de Chester Himes. Por Eduardo García Rojas

“Comencé a escribir en la prisión. Eso me protegió de los convictos negros y de los carceleros. Los convictos negros tenían un respeto instintivo, e incluso miedo, por alguien que pudiera sentarse a escribir a máquina y cuyo nombre apareciera en los periódicos y revistas. Los carceleros no podían tocar a quien pensaban era una figura pública.”

(Chester Himes, The quality of hurt).

Saludos, junto a Sepulturero Jones y Ataúd Ed Johnson, desde este lado del ordenador.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario

Comentarios recientes