Sin categorizar

El HUC, premiado en el Congreso Nacional de la Sociedad Española de Electromedicina y Ingeniería Clínica

Elblogoferoz.-La cantidad de comunicaciones móviles usadas en un hospital, tanto por los usuarios como por los profesionales (teniendo en cuenta que en un hospital de tamaño medio se pueden mover entre 8.000 y 10.000 personas diariamente), unido a la cada vez más frecuente utilización de sistemas inalámbricos en aplicaciones médicas, hace que sea necesario conocer y controlar las emisiones radioeléctricas presentes con el fin de preservar la seguridad de los pacientes, de los trabajadores y del público en general, y también evitar las interferencias sobre el equipamiento médico que puedan ser la causa de errores en los diagnósticos o provocar fallos en los tratamientos.

Con este objetivo, profesionales del servicio de Ingeniería Biomédica y de Ingeniería de Telecomunicaciones y Telemática del Complejo Hospitalario Universitario de Canarias (HUC), adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, han llevado a cabo un importante conjunto de medidas de control; concretamente 1.775 medidas de campos electromagnéticos en diferentes puntos del centro hospitalario seleccionados sistemáticamente, lo que ha permitido elaborar mapas representativos que conforman una visión global e inmediata de los niveles de campo existentes en las distintas dependencias hospitalarias.

Ejemplos de dispositivos de comunicación usados en un hospital son los sistemas buscapersonas, sistemas de comunicación vía bluetooth, equipos con telemetría para seguimiento y registro de datos de pacientes, redes Wi-Fi para la distribución inalámbrica de historias clínicas, imágenes y datos médicos o, por supuesto, la telefonía móvil tanto de voz como de datos.

Además hay que tener en cuenta la contaminación radioeléctrica proveniente del exterior (emisoras de radio comerciales, antenas de telefonía móvil de distintas operadoras, redes de comunicación de los servicios de emergencia y de los cuerpos de seguridad, etc.) así como la que emiten ciertos equipos médicos durante su funcionamiento.

Este trabajo, Seguridad de los pacientes frente a emisiones radioeléctricas internas y externas en el Hospital Universitario de Canarias ha obtenido el Premio a la Mejor Comunicación Oral en el X Congreso Nacional de la Sociedad Española de Electromedicina e Ingeniería Clínica (SEEIC) celebrado recientemente en Barcelona.

Este congreso es el evento más relevante a nivel nacional en todo lo relacionado con la tecnología médica y reúne a todos los profesionales que trabajan, ya sea en empresas fabricantes o distribuidoras o en instituciones sanitarias públicas o privadas, en el diseño, la fabricación, la comercialización, la gestión o el mantenimiento del equipamiento electromédico.

Se trata de una labor desarrollada en el HUC en los últimos años con el establecimiento de una metodología para la obtención de mapas de niveles de intensidad de campos, de gran ayuda en la previsión de la inmunidad electromagnética del equipamiento electromédico, para su utilización sin riesgos para los pacientes así como para comprobar que, en todas las zonas del centro hospitalario, los niveles de exposición de campos electromagnéticos están muy por debajo de los valores establecidos por la normativa como de riesgo para las personas.

Los autores de este trabajo, que se enmarca dentro del proyecto “Seguridad y Protección Electromagnética de Pacientes” con financiación FIS (Agencia Evaluación Tecnologías Sanitarias) desarrollado en colaboración con el Instituto de Salud Carlos III de Madrid, son Víctor Febles, Miguel Ángel Martín, José Ángel Hernández Armas, Carlos Lubary y José Carlos Fernández de Aldecoa.

Este proyecto, en el que participan otros profesionales de los servicios de Ingeniería Biomédica y de Ingeniería de Telecomunicaciones y Telemática del HUC, ha dado origen, a lo largo de sus tres años de vigencia, a una notable cantidad de publicaciones nacionales e internacionales en relación a diferentes aspectos de los campos electromagnéticos presentes en los centros sanitarios y su posible repercusión sobre las personas y los equipos médicos.

 

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario