Sin categorizar

Sánchez Gordillo renuncia a su condición de aforado para que le metan en la cárcel tras el asalto a los supermercados

AGENCIAS.- El diputado autonómico de IU y alcalde de Marinaleda (Sevilla), Juan Manuel Sánchez Gordillo, ha asegurado que renuncia a su condición de aforado y que si le quieren meter en la cárcel por las acciones que está llevando a cabo, entre las que se encuentra el asalto a varios supermercados andaluces, para él «será un honor».

El hecho de ser parlamentario ha permitido a Sánchez Gordillo no ser detenido por la sustracción de varios carros de la compra llenos de productos de primera necesidad de dos supermercados andaluces en los que participó junto a miembros del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), al que pertenece.

En declaraciones a La Sexta, recogidas por Europa Press, Gordillo ha avanzado que repetirán este tipo de acciones y que no tiene miedo a ser detenido por ello. «Que me dicen: ‘te van a detener’… Que me detengan. No quiero usar mi condición de aforado para nada. Aquí públicamente renuncio y si me quieren meter en la cárcel, para mi será un honor, que se enteren de una puñetera vez», ha asegurado.

El Defensor del Pueblo: «No es el camino»

Por su parte, el Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, ha señalado este lunes que el asalto a supermercados promovido por el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) «no es el camino» y supone una acción «demasiado arriesgada», por lo que ha abogado por buscar otras fórmulas para dar respuesta al «contexto de necesidades» que padece la sociedad.

A preguntas de los periodistas antes de la entrega en la Fiscalía Superior de Andalucía de las reclamaciones y denuncias recibidas por las participaciones preferentes, Chamizo ha mostrado su apoyo a algunas de las acciones que realiza el SAT, especialmente en lo relativo a las ocupaciones de fincas públicas y que no son productivas.

No obstante, ha opinado que los asaltos a estos supermercados han sido una acción demasiado arriesgada, haciendo una distinción entre lo ocurrido en Écija (Sevilla), donde se dieron «escenas» de «violencia» que a su entender no son habituales en las acciones del SAT, y en Arcos de la Frontera (Cádiz), donde hay pueblo del que la oficina del Defensor tiene «cientos de solicitudes de trabajo».

«En definitiva a mí me parece que éste no es el camino, aunque sí sé que hay un contexto de necesidades que a me llegan todos los días», ha dicho Chamizo, quien ha abogado por «buscar otros caminos» y, tras recalcar su apoyo al SAT «en otros aspectos», ha declarado que el citado asalto «no ha estado bien hecho».

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario