Sin categorizar

¿Quién diablos es Petra Herzog? Por Eduardo García Rojas

Llegué a Petra Herzog a través de un aficionado al cine que se rueda en estas islas con independencia de cual sea su formato.

– He encontrado algunos de sus trabajos en una casa deshabitada. No puedo decirte donde se encuentra esa casa pero sí que el material es cuanto menos perturbador.

– ¿Pero quién demonios es Petra Herzog?- pregunto.

– Una cineasta alemana que a finales de los ochenta rodó una serie de cortometrajes en las islas.

– ¿Vive esa señora?

– Ahí está la gracia del asunto. Una de mis fuentes asegura que sí. Otra, por el contrario, dice que desapareció misteriosamente del paisaje de Canarias tras el atentado a las Torres Gemelas.

– ¿El 11-S?

– Sí, sí, el atentado terrorista…

– ¿Y que vas a hacer con el material de Herzog?

– He subido la primera pieza a You Tube. Se titula Messe am Sonntag.

– Pues que bien.

– Que traducido al español es Misa en Domingo.

– ¿Y?

– Échale un vistazo y me cuentas.

– ¿Pero a ti que te parece lo que rodó esa señora?

– A mi juicio es eso algo así como eso que algunos puñeteros llaman cine leve.

– Madre del amor hermoso.

– No (se ríe), pincha en el enlace y juzga por ti mismo.

– No sé como se lo va a tomar Josep Vilageliú

– Pues con alegría, joder.

– ¿Y no sabes nada más de esa tal Petra Herzog?

– Pues poco más de lo que te he dicho.

– Espera, no me cuelgues, que voy a ver el corto.

– Aquí estoy, descuida.

– …

– ¿Qué te ha parecido?

– Hombre, no sé que decirte. Me gusta el rollito retro, y la aparición mariana. Los dos actores me recuerdan además a dos grandes personas, con una de las cuales mantuve una descuidada pero vibrante amistad.

– Pero ¿no es raro? ¿No te parece concreto dentro del surrealismo?

– ¿Concreto qué…?

– Ya te digo, concreto dentro del surrealismo.

Vétete pa el carajo…

– Tú espera a que siga subiendo a You Tube otros materiales que he ido recopilando de esta señora. Un descubrimiento, sí señor.

– Bueno, se está haciendo tarde y me están llamando por la otra línea. Hasta la próxima.

– Chao.

Cuelgo y cojo la nueva llamada.

– ¿Diga?

– Es usted.

– Si pregunta por mi, seguro que sí, aunque últimamente lo pongo en duda. ¿Quién es usted?

Petrrrra Herrrrzog.

– Encantado de conocerla, señora Herzog. Habla usted muy bien mi idioma. No le digo nada si corrigiese esas rrrr.

– He vuelto.

Y cuelga el teléfono.

Devuelvo la llamada.

– El número al que usted llama está apagado o fuera de cobertura.- me informa una grabación.- El número al que usted llama está apagado o fuera de cobertura.- repite la metálica voz femenina de la grabación.

– ¿Quién diablos es usté, Petra Herzog?- rompo el silencio de la habitación formulando esta pregunta.

 

(*) La imagen corresponde al filme Häxan: La brujería a través de los tiempos (Benjamin Christensen, 1922)

 

Saludos, escucho una extraña carcajada, desde este lado del ordenador.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario