Sin categorizar

El Gobierno sabía de un plan «inminente» para secuestrar a cooperantes españoles en Tinduf

AGENCIAS.- La decisión del Gobierno de repatriar a los cooperantes españoles de los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf respondía a una información recabada sobre la existencia de un plan «inminente» de secuestrar a algunos de estos compatriotas, ha revelado este lunes el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo.

Frente a las críticas que algunas ONG han lanzado respecto a esta repatriación, el ministro ha recordado que el regreso a España es «voluntario». También ha avanzado que España decidirá de forma coordinada con el resto de socios de la Unión Europea de qué forma puede ayudar a la misión que la Comunidad Económica de Países de África Occidental (CEDEAO) desplegará en el norte de Malí, que se ha convertido en «tierra de nadie».

Por su parte, el presidente de Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara (CEAS-Sáhara), José Taboada, ha anunciado que el próximo 7 de agosto un grupo de activistas de distintas asociaciones prosaharauis españolas viajarán a los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf (Argelia) para mostrar su rechazo a la reciente decisión del Gobierno de repatriar a los cooperantes españoles por motivos de seguridad.

«Representantes del movimiento de solidaridad con el Sáhara vamos a visitar los campamentos para demostrar que no vamos a abandonar a los saharauis», ha explicado Taboada en declaraciones a Europa Press.

Los activista partirán de Madrid el martes 8 de agosto y regresarán a España el día 11 de ese mismo mes y entre los mismos habrá «algún parlamentario, seguro», según Taboada.

El pasado sábado el Gobierno envió un avión militar para repatriar a 15 activistas –12 españoles, dos italianos y un francés– ante los «indicios» de posibles acciones terroristas contra ciudadanos extranjeros, según explicó el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

Sin embargo, las asociaciones prosaharauis han destacado que se han fortalecido las condiciones de seguridad con medidas adicionales por parte de las autoridades del Frente Polisario, que controla los campamentos de refugiados.

Al ser consultado por la posibilidad de que ocurra un ataque contra los activistas tras la recomendación del Gobierno, Taboada ha destacado que son «responsables» de sus actos. «Lo solucionaríamos como lo hemos solucionado siempre. Las autoridades saharauis ya toman cartas en el asunto, pero estamos seguros de que no se va a dar» esta situación, ha asegurado.

El Polisario pide información

Igualmente, el delegado del Frente Polisario en España, Bucharaya Beyún, ha emplazado al Gobierno español a facilitarle la información de la que disponga respecto a la supuesta amenaza contra los cooperantes extranjeros en los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf (Argelia) para tomar las medidas que sean necesarias.

«Desde octubre, cuando fueron secuestrados los tres cooperantes –Ainhoa Fernández, Enric Gonyalons y Rosella Urru– hemos tomado las medidas necesarias y los cooperantes han podido trabajar durante estos meses», ha explicado Beyún en declaraciones a Europa Press. Tanto el Gobierno español como las ONG y la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO) están al corriente de estas medidas.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario