FIRMAS

Carta al Sr. Ruiz-Gallardón de un Psiquiatra Infantil. Por José Luis Pedreira Massa

Estimado Sr. Ministro A. Ruiz-Gallardón:

Soy médico especialista en Psiquiatría y Pediatría y trabajo como Psiquiatra Infantil en el Hospital Infantil Universitario Niño Jesús como Psiquiatra de niños y adolescentes, siendo mi nombramiento oficial de toma de posesión en el 26.12.1980, lo que hace que sea el nombramiento más antiguo en la actualidad con la denominación específica de este área de dedicación específica. Además he trabajado abriendo servicios de Salud Mental Infanto-juvenil en Asturies. También he tenido responsabilidades gestoras en el sistema sanitario desde las de servicio hasta de Dirección Provincial del entonces INSALUD. He dirigido varias Tesis Doctorales de la especialidad, obteniendo varios premios nacionales e internacionales. En cuanto a las publicaciones de libros y artículos en revistas con revisores por pares, ya he perdido la cuenta. También he desarrollado actividades docentes como Profesor en diversas universidades españolas e internacionales.

Me uno a otras cartas que le han remitido un compañero neurocirujano infantil jubilado, un pediatra saliente de guardia y la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública. Me supongo que supone que el tema por el que le escribo se refiere a un anuncio realizado por Vd acerca de la supresión de la Ley del aborto por plazos y la supresión del motivo de aborto a causa de las graves malformaciones del feto.

En este tiempo he leído con detenimiento sus razones y, siendo legítimas, no daba crédito a algunas de ellas. También he observado que existía una gran coincidencia entre sus argumentos y las de asociaciones autodenominadas pro-vida. Pero en unas y otras no había razonamientos comprensibles desde una doble óptica: la científica y, en segundo lugar, la de la calidad de vida.

De tal suerte que en la formulación de las ideas expresadas se correspondían a dos niveles: la ocurrencia (p.e. hablar de asesinato) y la creencia (p.e. determinar el inicio de la vida y lo que se debe hacer con una base confesional), son dos fuentes de conocimiento, pero con escasa consistencia y escaso valor científico. Por ello, al igual que las cartas anteriormente señaladas, aquí expondremos evidencias o, si lo desea, pruebas científicas.

Epidemiología: Desde la perspectiva cuantitativa se puede decir que la tasa de prevalencia de las Interrupciones Voluntarias del Embarazo (IVE) por causa de graves malformaciones detectadas en el feto es muy baja, dado que la prevalencia de estos trastornos se sitúan en lo que se denomina como enfermedades raras. Por definición, estos procesos deben tener una tasa de prevalencia entre el 3-5%, como máximo; según los datos anuales publicados por el propio Ministerio de Sanidad sobre IVE, en este caso se situaba en torno al 1-1,5%, lo que les hace francamente con escaso peso.

Clínica: Los cuadros que se diagnostican son procesos muy graves (le remito a la pormenorizada relación que realiza en su carta el Dr. Esparza), con escasa viabilidad y/o con múltiples complicaciones a lo largo del proceso de crecimiento. Quiere ello decir que la inversión sanitaria será muy elevada para obtener unos pingües beneficios reales.

Desarrollo vital y calidad de vida: Ayer una madre explicaba, con pelos y señales, el sufrimiento tremendo que habían tenido, en toda la familia, durante el tiempo que vivió un hijo con una grave enfermedad de tipo genético. Efectivamente, Sr. Ministro, es que estos procesos no consiste solamente en diagnosticarlos, sino en la convivencia diaria y continuada, plena de limitaciones y con complicaciones diversas que, en muchas ocasiones, incrementan el nivel de discapacidad con cada una de estas recidivas.

Durante toda mi dilatada trayectoria profesional he defendido la atención a la diversidad y a la discapacidad, la he defendido como un elemento integrador de nuestras sociedades. Por esta razón comprendo lo que la OMS señala al decir que se debe asegurar el desarrollo de los discapacitados “poniendo a su alcance los recursos que precisen para alcanzar niveles saludables y adaptativos máximos”. Efectivamente los trastonso adaptativos de expresión comportamental y/o de alteraciones del humor son muy frecuentes en estos pacientes, con lo que se incrementa el pronóstico más severo. En la familia precisan acompañarle a servicios de rehabilitación, o de enseñanza especial, o servicios y dispositivos de salud mental, amén del impacto que tienen en las figuras parentales en torno a las vivencias distorsionadas (incluso por idealización o por sublimación) del hijo afecto. NI que decir que los hermanos sufren sobremanera estas situaciones, representando, precisamente, un factor de riesgo para ellos el tener un hermano con estas graves alteraciones, en algunos casos lo superan pero ¿a qué coste emocional?

Le otorgo valor a sus palabras de asegurar la vida a estos seres débiles, pero hay que hacerlo a la luz de la realidad y no solo con palabras hermosas, de las que Vd en muchas ocasiones es un gran autor, pero que serían palabras huecas y vacías. Fíjese Vd, simplemente a tenor de las decisiones tomadas hasta ahora por el Gobierno del que forma parte:

  1. Diagnóstico gestacional: ¿De qué sirve si luego no se puede optar a tomar una decisión tendente a poder solventar la situación diagnosticada?
  2. Diagnóstico neonatal (la “prueba del talón”): diagnostica enfermedades metabólicas de origen genético, algunos de los Gobiernos de Comunidades Autónomas gobernadas por su partido (en concreto: Castilla La Mancha) han anulado la realización de estas pruebas en el seno de las prestaciones del Sistema Nacional de Salud.
  3. Servicios de Atención Temprana: En muchas de las comunidades gobernadas por su partido, son servicios concertados que han sufrido un recorte, perdón, quise decir reforma estructural con ajuste presupuestario de tal calibre que les ha situado a un nivel de escasa supervivencia. En los servicios de gestión pública no se reponen las bajas por jubilación ni hay suplencias por enfermedad. Es decir el trabajo precoz se desmorona y van haciendo secuelas…
  4. Servicios de Salud Mental Infantil: Están en liquidación y derribo, pues a la paralización incomprensible del proceso de especialización reconocida (bien es cierto que esta acción es, al menos, la quinta vez que se suspende, que yo recuerde) se suma la restricción de plantillas y de programas, p.e. en la Comunidad de Madrid el día 01.08.2012 se cierra temporalmente un dispositivo de Hospital de Día porque no se ha prorrogado el contrato temporal de uno de los profesionales que allí trabajan ¿qué va a ocurrir con esos casos cuando se descompensen por ausencia de tratamiento? Eso sí, el responsable del servicio recomendó al resto del equipo que “por su bien estuviesen callados”. En estos centros de salud mental infantil se aporta apoyo familiar y se evalúa de forma contínua el proceso de desarrollo de estos chicos con discapacidad y alteraciones comportamentales y/o emocionales, tan frecuentes en los pacientes y sus familias.
  5. Servicios de rehabilitación infantil: Escasos en número y dotación, para las necesidades actuales. El proceso de restricción presupuestaria por los “ajustes” (como ve ya he aprendido la terminología de Vds) obliga a decir cómo, cuándo y por quién serán atendidos estos pacientes y sus familias.
  6. Servicios educativos: El nivel de alteración cognitiva, comportamental y de relación social es muy patente. Los “ajustes” en educación pública, al igual que en sanidad, están siendo tremendos. Estos pacientes van a necesitar apoyos especiales (logopedia, rehabilitación motriz, apoyos psicopedagógicos, orientación escolar, adaptaciones curriculares), este tipo de recursos son los primeros en retirarse. Además necesitan un trabajo en grupos pequeños, la ratio se va a ver incrementada, por decisión de su gobierno, hasta niveles de dificultad máxima en el progreso escolar en situaciones normalizadas, qué le voy a decir de alumnos que necesitan tantos apoyos, el fracaso escolar estará servido. En esta ocasión los denominados “ajustes” son, absoluta y claramente, DESAJUSTES. El nivel de vida y la calidad de vida se resentirán sobremanera. En algunas Comunidades Autónomas, gobernadas por su partido, la situación podría ser insostenible (p.e. Madrid, Castilla La Mancha, Valencia, Murcia…).
  7. Servicios Sociales: Recuerde que han suspendido la solicitud y aplicación de la Ley de Dependencia y, por ejemplo en Madrid, se ha anulado también la guarda urgente. Como ve Vd nos vamos quedando sin instrumentos de intervención.
  8. No quiero comentar, ni siquiera…la pretensión de Vd de esterilización de discapacitados, que sería una clara contradicción con lo anterior, es decir: que nazcan y luego ya no les dejamos reproducirse y así solo tenemos una generación de discapacitados. Me parece una gran…maniobra.

Por todas estas razones, además de las que le han remitido mis colegas, la figura de enfermedad grave del feto debe permanecer en el caso de las IVE. Lo ideal sería que permaneciera la Ley de plazos que está vigente en la actualidad. Creo que hay poca gente que defienda las IVE como algo bueno, pero es un instrumento que debe estar al alcance de las mujeres para que ellas, con el asesoramiento pertinente y adecuado basado en evidencias y pruebas científicas que huyan de las ocurrencias y creencias, puedan tomar la decisión que crean más ajustada a sus necesidades.

No es agradable tomar una decisión de esta relevancia, por lo tanto se precisa de comprensión y apoyo para que, de forma libre y desculpabilizadora, llegue a tomar esa decisión. Con las decisiones que Vds están tomando en el gobierno, con sus ajustes y desajustes, no están legitimados éticamente para tomar este tipo decisiones. Si Vds eliminan este supuesto, con las condiciones actuales, literalmente están dejando a estos futuros seres y a las mujeres a los piés de los devastadores caballos de la intransigencia y de la incomprensión, sino de la más patente marginación.

Esperando que se pueda influir en un proceso de pensamiento a favor de las mujeres. Le ruego piense de forma sosegada su planteamiento o que cambie el conjunto de la política de ajustes/desajustes que realiza el gobierno del que forma parte.

Suyo affmo.

José Luis Pedreira Massa

Doctor en Medicina. Psiquiatra y Psicoterapeuta de niños y adolescentes. Hospital Infantil Universitario Niño Jesús

Premio Nacional de Investigación en temas psicosociales año 2000

 

 

 

1 Comentario

Clic aquí para publicar un comentario

  • POR FAVOR
    QUE LO LEA SOLO PIDO ESO….
    Y QUE ANTES DE HACER SENTENCIAS Y LEYES
    SE RODEE DE GENTE EXPERTA Y CON CULTURA

    GRACIAS DOCTOR JOSE LUIS PEDREIRA
    GRACIAS GRACIAS GRACIAS