Sin categorizar

La Cámara vaticina que los buenos resultados de 2011 serán «un espejismo» en 2012

Elblogoferoz.- A pesar de que Canarias registró en 2011, el mayor crecimiento económico del conjunto del país, un 2,1%, del PIB, la incertidumbre económica, los ajustes presupuestarios y el control de déficit han provocado que el balance anual de este ejercicio se quede en un espejismo. Los primeros compases de 2012 marcan un escenario de recesión en la economía canaria, que de no corregirse prolongarán la situación agónica del Archipiélago.

Así lo ha expresado hoy el director general de la Cámara de Comercio, Vicente Dorta Antequera durante la presentación del Anuario Económico 2011, Perspectivas Económicas 2012. Asimismo insistió en que “si no se abordan, de una vez por todas, las reformas estructurales pendientes, además de potenciar la apertura al exterior y la diversificación de la economía, vamos a asistir durante los próximos 4 años a un escenario de bajo crecimiento, con escasa capacidad de generar empleo y de mantener el estado del bienestar”.

La presentación de este informe económico también contó con la participación de la directora del Servicio de Estudios de la Cámara, Lola Pérez y del director de la Fundación Fyde CajaCanarias, Francisco Reyes. El Anuario Económico es una publicación que se lleva editando desde hace más de 25 años y que en los últimos años ha contado con la colaboración y el patrocinio de CajaCanarias.

Tras analizar los datos de este informe, la directora del Servicio de Estudios dijo que el comportamiento de la economía canaria a lo largo del año 2011 se puede calificar como “bueno” gracias al excelente año turístico que vivió el Archipiélago. Sin embargo, puntualizó que “este crecimiento no fue homogéneo para el conjunto de sectores económicos”. De esta manera, las actividades más dependientes de la demanda interna no pudieron iniciar la recuperación debido a la debilidad del consumo afectada por el elevado nivel de desempleo y las dificultades de financiación.

Asimismo, Lola Pérez señaló que el tirón del sector turístico tampoco tuvo la suficiente fuerza como para reducir el desempleo, “muy al contrario, la tasa de paro continuó creciendo hasta liderar, junto con Andalucía, el ranking nacional, no solo por el aumento del desempleo, sino también por la presión de la población activa”.

Perspectivas

En cuanto a las perspectivas económicas para los próximos meses, el director general de la Cámara vaticinó que no solo persistirán las dificultades que ya están viviendo los sectores productivos de las Islas, sino que se agravará el entorno económico. “Nos tememos que el consumo siga cayendo, que continúen las restricciones al crédito y que pueda aumentar aún más la tasa de paro”.

A juicio de Dorta Antequera, “las durísimas políticas de ajuste que se están aplicando se van a traducir en una mayor contracción de la economía a corto plazo. En este sentido, dijo que “no se puede concebir una salida a la crisis al margen de las empresas, las pymes y autónomos porque son los únicos que con apoyo, tienen capacidad para generar empleo”.

Apoyo a pymes y autónomos
Precisamente este fue uno de los puntos que abordó en su intervención el director general de Fyde CajaCanarias, quien manifestó también la necesidad de seguir apoyando de manera activa a los sectores productivos de las Islas. De hecho, llamó la atención sobre la labor que CajaCanarias viene desarrollando para apoyar el desarrollo social, cultural, económico y empresarial de las Islas.

Según indicó Francisco Reyes “los vertiginosos cambios del sistema financiero han provocado reconfiguraciones profundas pero, el apoyo a la sociedad canaria sigue estando en nuestra esencia y, más que nunca, es nuestra razón de ser”.

Desde su perspectiva, el director general de Fyde señaló hacia el desempleo como el principal problema que tiene Canarias, por lo que consideró que “ es necesario, un profundo cambio del sistema en el que los negocios actuales se rediseñen y se readapten al nuevo contexto, y los nuevos negocios de los emprendedores surjan con la nueva perspectiva y los nuevos valores, conseguiremos salir de esta situación crítica”.

Reforma profunda de la administración
Más allá de los cambios en la empresa, el director general de la Cámara también apuntó hacia una necesaria reforma de la administración, que “busque la eficiencia de un sector público sobredimensionado, con un importante peso en nuestra economía”. Dijo que la “administración tiene que entenderse como un agente favorecedor del crecimiento económico y no como un estrangulador y desincentivador de cualquier iniciativa o inversión que se quiera acometer en nuestras islas”.

En esta línea, volvió a insistir en que hay que reducir de una vez por todas las trabas administrativas para realizar una actividad económica, simplificando la maraña legislativa existente en el archipiélago y eliminando trabas administrativas. A su juico los presupuestos de las administraciones deben ser “una herramienta para dinamizar la actividad económica, por ello deben de existir partidas de inversión pública, planes de apoyo al sector exterior tanto turismo como apoyo a la internacionalización, etc”.

Dorta Antequera también aprovechó para expresar la disconformidad del sector empresarial con la Ley de medidas administrativas y fiscales “no solo porque “dudamos de que se consiga una mayor recaudación para sostener la administración pública, y si va a provocar una menor actividad económica, un aumento de los costes, y un mayor debilitamiento y deterioro de la demanda interna”

Asimismo, expuso que “hay que diseñar una estrategia fiscal y no simplemente desde la perspectiva recaudatoria, sino como una herramienta de estímulo económico que garantice la sostenibilidad de crecimiento y de los ingresos públicos en el tiempo. En la Cámara somos conscientes del escaso margen de maniobra en política presupuestaría que tienen las administraciones, sin embargo es necesario resolver con urgencia los problemas de fondo de nuestra economía”.

Limites a la actividad empresarial

Por su parte, la directora del Servicio de Estudios de la Cámara señaló que se agudizan los factores que están limitando la actividad de los empresarios. La incertidumbre y la desconfianza siguen condicionando las decisiones de compra de los consumidores. Así, los empresarios vuelven colocan a la debilidad de la demanda como el freno más importante al desarrollo de su actividad, seguido de las dificultades financieras, el aumento de la competencia, la escasez de personal cualificado y los tramites administrativos soportados.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario