Sin categorizar

La insuficiencia cardiaca, principal causa de ingreso hospitalario en personas mayores de 65 años

Elblogoferoz.- El Hospital Universitario Ntra. Sra. de Candelaria (HUNSC), adscrito ala Consejeríade Sanidad del Gobierno de Canarias, ha puesto en marcha recientemente el Programa Multidisciplinar de Insuficiencia Cardiaca, una iniciativa en la que los servicios de Cardiología, Medicina Interna y personal de enfermería trabajan coordinadamente con el objeto de detectar, ofrecer tratamiento específico y hacer seguimiento de los pacientes que presentan esta patología.

La insuficiencia cardiaca es un problema crónico que se produce como consecuencia de un fallo en la función de bombeo del corazón cuando no es capaz de suministrar una cantidad adecuada de sangre oxigenada al organismo o cuando para hacerlo aumenta mucho la presión en las cámaras cardiacas. Como no existe fuerza suficiente para bombear, los músculos y otros órganos del cuerpo humano reciben poca sangre y los líquidos tienden a retenerse en los pulmones, pies, piernas y abdomen, provocando hinchazón y fatiga a la hora de realizar tareas cotidianas.

La incidencia de insuficiencia cardiaca en los países desarrollados no solo disminuye sino que se acrecienta, debido al aumento de la esperanza de vida y también a la supervivencia ante enfermedades del corazón como el infarto de miocardio.

Un dato significativo es que el 20% de los pacientes dados de alta en el HUNSC reingresan en menos de un año por no seguir correctamente el tratamiento o no seguir una dieta adecuada. Preocupado por este hecho, el Hospital Universitario Ntra. Sra. de Candelaria, siguiendo las recomendaciones de las sociedades científicas, ha puesto en marcha el Programa Multidisciplinar de Insuficiencia Cardiaca.

Esta iniciativa, promovida por los servicios de Cardiología y Medicina Interna, contará con un cardiólogo, dos médicos internistas y una enfermera gestora de casos de pacientes con insuficiencia cardiaca, con el objeto de detectar a aquellos enfermos con esta patología y ofrecerles un soporte común para el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de su enfermedad, además de contar con apoyo telefónico para las dudas de los pacientes.

“El objetivo de la creación de este programa específico consiste en ofrecer a los enfermos un tratamiento óptimo de acuerdo a la evidencia científica actual, evitando la fragmentación de su tratamiento durante su estancia hospitalaria –si llegaron a estar ingresados- y velar por un seguimiento continuo y homogéneo de su patología a través de un equipo multidisciplinar”, explican los doctores Javier Grillo, cardiólogo del Hospital Universitario Ntra. Sra. de Candelaria y Melitón Dávila, médico internista. “De esta manera se podrá captar a un mayor número de pacientes que se pierden en el sistema sanitario porque desconocen o confunden sus síntomas con otro tipo de enfermedades, restándoles importancia, reforzando, además las visitas programadas a consulta”.

El papel de la enfermería en este tipo de unidades es fundamental pues constituye el nexo entre médicos y pacientes, manteniendo un contacto más estrecho con los especialista y un seguimiento ágil de sus casos.

El compromiso del paciente, clave para contribuir al éxito del tratamiento

Entre las causas más habituales de insuficiencia cardíaca, nos encontramos con cardiopatías isquémicas (estrechamiento de arterias coronarias), las enfermedades de las válvulas cardíacas (valvulopatías) y del músculo cardíaco (miocardiopatías), además de la hipertensión, que junto a la diabetes, son las responsables de las admisiones hospitalarias más habituales en personas de 65/70 años en adelante.

Los primeros síntomas de insuficiencia cardiaca se muestran, generalmente, tras haber realizado ejercicio físico como por ejemplo, falta de aire, cansancio, debilidad muscular, hinchazón en tobillos, pies, miembros inferiores o vientre; aumento de peso por acumulación de líquidos y tos. Por ello, no hay que esperar a que se agraven los síntomas y acudir en primer lugar a su médico de Atención Primaria, quien remitirá al paciente al especialista si considera que presenta un cuadro clínico compatible con insuficiencia cardíaca.

Para mejor la calidad de vida de este tipo de pacientes es de vital importancia seguir las recomendaciones pautadas por los especialistas en cuanto a farmacoterapia y a la incorporación de hábitos de vida saludable. Alrededor de un 20% de reingresos en el centro hospitalario por insuficiencia cardiaca se debe a la falta de adherencia del paciente a las recomendaciones médicas y enfermeras.

Las recomendaciones de autocuidado que deberá seguir un paciente con insuficiencia cardiaca para contribuir al éxito de su tratamiento incluyen dejar de fumar, reducir la sal de las comidas, practicar ejercicio moderado en función de la capacidad del enfermo, controlar el peso e informar al especialista de cualquier cambio.

 

 

 

 



Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario