Sin categorizar

CASO UNIÓN. La empresa Infogelan, que admitió que daba comisiones, cobró de Arrecife 1,2 millones en dos años por 76 facturas sin contrato

ACN PRESS.-La empresa de fontanería Infogelan realizó entre el año 2007 y 2010, 76 trabajos al Ayuntamiento de Arrecife, siempre menores de 30.000 euros, por los que facturó 1,2 millones sin llevar a cabo ningún tipo de contratación. La mayor parte se facturó en 2007 y 2008, con facturaciones cercanas al medio millón de euros cada año.

A pesar de que el objeto social de la empresa es el de “fontanería, bazares, actividades inmobiliarias, transportes de mercancías y montaje y venta de energías renovables”, para el Ayuntamiento de Arrecife y más concretamente para el área de parques y jardines, realizó trabajos como los de adecuación de aceras en los barrios, obras en los centros de la tercera edad de Titerroy y Altavista, (cambios de techo, cancha de bolas, instalaciones eléctricas, etc.), retirada de pinos y adecentamiento de fachadas, retirada de coches y bandejas, construcción en el parque Ramírez Cerdá , venta de material de construcción, viajes varios e incluso las esculturas que se colocaron con el nombre de los barrios, por las que cobró casi 12.000 euros por cada una de las siete.

El administrador de la empresa, Jesús Manuel Martín Brito, confesó en el Juzgado que pagaba esas comisiones a José Miguel Rodríguez, concejal de hacienda, y que antes de la entrada de éste en el Ayuntamiento nunca había trabajado para Arrecife. En 2009 prestó 19 facturas, en 2008, 42; en 2007, 12 y en 2010, tras la operación Unión, tres más, que suman 1,2 millones. Para todas las adjudicaciones existía la obligación de presentar tres ofertas pero en casi todas las facturas se especifica que la de Infogelan es la única oferta presentada.

Todas las facturas se cargaban al área de parques y jardines y las propuestas de gasto en las que se hace constar que se trata de la única oferta están firmadas por el concejal de ese área, el de hacienda y un técnico municipal, sin identificarse los nombres.

Martín Brito dijo en su declaración que comenzó a pagar comisiones porque le retrasaron un pago y se las exigieron para pagarle aunque también reconoció a que a pesar de exigirle comisiones, mantenía amistad con José Miguel Rodríguez, a quien siempre le pagaba en su casa. También dijo que otra concejal del PIL, también detenida en el caso, Luis Blanco, le contrató para que hiciera obras en su casa de Playa Blanca, por valor de unos 30.000 euros y que sólo le pagó 8.000 y tenía previsto denunciarla.

Quien también confesó las comisiones fue José Miguel Rodríguez, que dijo haber cobrado aproximadamente el diez por ciento de lo que facturaba Martín Brito, y que esas comisiones se repartían entre él y otros tres concejales: Ubaldo Becerra, Luisa Blanco y Antonio Machín.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario