Sin categorizar

Se cumplen 15 años del asesinato del concejal Miguel Ángel Blanco a manos de ETA

AGENCIAS.-El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, se ha mostrado convencido de que, 15 años después del asesinato del concejal del PP de Ermua Miguel Ángel Blanco, se ha ganado «a la pistola que le asesinó» y ha dicho que ahora «queda vencer a las ideas antidemocráticas que apretaron aquel gatillo». Por su parte, Marimar Blanco, ha reclamado la «memoria» para no olvidar a la «casi 900 víctimas» y ha asegurado que no el PP no cejará hasta que «esa gentuza se disuelva, entregue las armas y colabore con la justicia».

Tras el homenaje floral organizado por los populares vascos ante el monolito en memoria a las víctimas, con motivo del 15 aniversario del asesinato de Miguel Ángel Blanco, Basagoiti ha recordado el «asesinato a cámara lenta» de su excompañero, «por defender la normalidad, la democracia y todo lo opuesto al totalitarismo de ETA».

«Se negó a que nadie le impusiera el independentismo obligatorio y daba la cara por un partido que planta cara a la dictadura», ha dicho.

A su juicio, la organización terrorista «empezó a perder la misma tarde que asesinó a Miguel Ángel Blanco» y ha deseado que «la sociedad vasca lo tenga muy en cuenta».

Tras afirmar que ETA asesinó al joven concejal por «no rebelarse a la mafia de la identidad», ha asegurado que «hemos ganado a la pistola que asesinó a Miguel Ángel Blanco». «Quince años después podemos decirlo, porque los que le asesinaron están en la cárcel y porque su banda está acabada», ha dicho.

Ahora, en su opinión, «queda por delante ganar a las ideas antidemocráticas que empujaron aquel gatillo, a la dictadura de la discriminación de vascos, y de la separación de españoles que nos quitó a Miguel Ángel Blanco».

Por esta causa, ha dicho rebelarse «contra las pretensiones del mundo de ETA, contra esa Euskadi impuesta e inventada que quiere condicionar la vida a nuestros hijos 30 años más».

«Quienes mataron a  Miguel Ángel, no tienen legitimidad ni ética para decir nada del futuro de los vascos. Quienes no condenaron y hoy no condenan el asesinato de Miguel Ángel Blanco, quienes ahora quieren imponer Euskal Herria por el hecho de haber asesinado a 857 Blancos, no se merecen ningún apoyo, ninguna legitimidad y ningún respaldo», ha asegurado.

Según ha dicho, serán los compañeros «de generación y de ideas de Miguel Ángel quienes perseguirán «la paz en libertad por la que él luchó». «Estoy afirmando digo aquí, en Ermua, que hemos ganado a los que ganaron a Miguel Ángel y ahora vamos a ganar a las ideas que instigaron ese disparo», ha insistido.

Basagoiti ha aclarado que, para que «haya libertad» es «imprescindible la crítica a los atentados y asumir que no hay premio político en forma de autodeterminación por haber asesinado». «Hemos conseguido que los comandos sean detenidos y que tengan que anunciar que no van a pegar tiros, y ahora vamos a conseguir también que su dictadura de independencia fracase, igualmente», ha apuntado.

Quince años después del «brutal asesinato», el presidente del PP vasco ha reivindicado la Euskadi de Miguel Ángel Blanco y ha apelado a la memoria para que «ningún vasco olvide que detrás de la imposición de al separación que defienden Bildu o Amaiur sigue estando la pretensión que asesinó a Miguel Ángel Blanco y la idea de la independencia vieja y falsa». «Vamos a luchar contra aquellos que no cuestionan el atentado y la imposición y haremos que gane el bien», ha afirmado.

Víctimas

Por su parte, la hermana del homenajeado y presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Parlamento vasco, Marimar Blanco, ha agradecido a sus compañeros de partido presentes en el acto que «15 años después» sigan «defendiendo los mismos principios y valores» que llevaron a su hermano a entrar en política.

Según ha confesado, ella misma se sumó al PP para «entrar a defender la memoria, dignidad y justicia», no sólo del edil asesinado sino del resto de víctimas de la banda armada.

En este sentido, ha afirmado que «la memoria será la base principal de un futuro en convivencia, en paz y en libertad», porque permitirá «que nadie olvide lo ocurrido, a las casi 900 víctimas y a quienes les arrebataron la ida por defender sus principios y valores».

Ha reconocido que, en esta ocasión, el aniversario tiene «ese toque esa parte positiva» respecto a los anteriores, por «un momento de esperanza e ilusión» ante el anunció del cese definitivo de la actividad de ETA. Sin embargo, ha añadido que «queda todavía mucho por hacer».

En este sentido, ha reclamado «que los terroristas reconozcan el daño causado, que reconozcan a todas y cada una de las víctimas del terrorismo y colaboren con la justicia». Según Marimar Blanco, 15 años después, la izquierda abertzale «vuelve a estar en la política, tocando el poder, sin haber dado ninguno de los pasos que debe dar». En este sentido, ha recordado que el diputado de Amaiur Xabier Mikel Errekondo se «ha negado a condenar el asesinato» de su hermano esta misma semana.

«No cejaremos en nuestro empeño hasta que esta gentuza se disuelva, entregue las armas, reconozca a mi hermano como víctima del terrorismo y colabore con la justicia; es la exigencia del partido de mi hermano, de mi partido, y de todos los demócratas», ha concluido.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario