Sin categorizar

Los trabajadores del Ayuntamiento de Tacoronte se rebelan contra la ampliación «sin consenso» del horario laboral

Elblogoferoz.- El Ayuntamiento de Tacoronte,  a través del alcalde, primer teniente alcalde y de la concejal de Recursos Humanos han aprovechado un artículo de la Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2012 para «imponer de forma unilateral y desde la prepotencia» una nueva jornada y horario para el personal que «destruye» derechos alcanzados desde hace más de veinte años, según denunció el comité de empresa del consistorio en un comunicado.

Según los denunciantes, ayer, miércoles, «a las 13.30 se publica en el tablón de anuncios se publicó el decreto por el que se impone una nueva jornada laboral y horario partido a los empleados públicos del Ayuntamiento de Tacoronte estableciendo que la eficacia de lo ordenado será inmediata. Al establecer el horario de tarde para los miércoles impone que este mismo día se empiece a realizar la hora de tarde. Después, con avisos internos la concejal trata de rectificar estableciendo la jornada de tarde, de esta semana, para el jueves generando un auténtico caos sobre la aplicación de la medida».

Desde el comité de empresa del Ayuntamiento de Tacoronte se indica que esta «forma de actuar desde la improvisación, en forma de castigo por estar los trabajadores previamente reunidos en asamblea convocada formalmente rompe con cualquier principio de confianza y  seguridad jurídica».

Ante estos hechos la asamblea de empleados públicos ha ratificado y firmado el acta con la propuesta de ampliar la jornada pero en horario continuo y ha  aprobado la difusión del manifiesto contra la imposición de las condiciones de trabajo en el Ayuntamiento de Tacoronte.

Asimismo todos los empleados públicos llevarán un lazo negro en el brazo y todos los viernes a las 9:30 horas realizarán una concentración a las puertas del Ayuntamiento en señal de rechazo a estas decisiones.  Igualmente, se han conformado tres comisiones de trabajo para organizar y desarrollar las medidas del conflicto colectivo.

«Este ataque frontal a los empleados públicos supone un retroceso en materia de jornadas y horarios que ataca los principios básicos de la conciliación de la vida laboral con la familiar, al establecer una jornada partida y eliminar en la práctica la jornada flexible. Los problemas que acarrea a los empleados públicos con hijos, con la escolarización, o con personas dependientes son innumerables, pero la falta absoluta de sensibilidad social los lleva a la aplicación arbitraria de medidas injustas», añaden los representantes de los trabajadores.

En este sentido, subrayan que «la paz social que presidía la actuación de los empleados públicos y sus representantes basado en el respeto a los convenios y acuerdos colectivos se ha visto violentada por los actuales representantes de la corporación al implantar medidas que afectan a las condiciones sustanciales del trabajo sin acuerdo y sin notificación a los empleados públicos. Desde hoy les respondemos con la misma moneda y declaramos el cese definitivo de la paz social y la apertura de una etapa de conflicto hasta que se alcance la solución negociada».

Puntualizan que «la modificación y sustitución concreta de un pacto o acuerdo colectivo en virtud de la citada Ley de Presupuesto para el 2012 requiere de un procedimiento que se han saltado desde la improvisación y el autoritarismo, faltando el respeto que se merecen los empleados públicos de esta corporación».

«No se incentiva a los empleados públicos decretándose peores condiciones de trabajo, no se fomenta así el interés por la gestión de lo  público. Esta es una errática política de personal de nefastas consecuencias», concluye el comité de empresa y los delegados de personal.

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario