Sin categorizar

El presidente apela a la «mayoría social» para defender el «acervo» y la «autonomía» de Canarias

ACN PRESS/S.Lachica.-Durante 18 años, con gobiernos estatales en minoría y un grupo nacionalista canario con «posición de fuerza política» en las Cortes, Canarias ha podido defender su especial status dentro de España y de la Unión Europea (UE). Ahora, con un Ejecutivo central apoyado por una mayoría absoluta en el Congreso y el Senado y con solo dos diputados de CC, esa fuerza debe ser trasladada a «una amplia mayoría social».

Este es el argumento esgrimido por el presidente del Gobierno, Paulino Rivero, para apostar por esa «mayoría social» que consiga defender ante el Estado la diferenciación canaria, basada en tres «objetivos básicos: defensa de más autonomía y menos centralismo, defensa de nuestro acervo en la organización política y administrativa del Archipiélago y actualización y revisión de los asuntos Canarias-Estado».

Para Rivero, «es necesario crear conciencia de las cuestiones que están por encima de los intereses de un gobierno, que ahora está uno y luego llega otro, porque significan el futuro de todo un pueblo».

«Hay otros pueblos que lo han conseguido en planteamientos que son justos. En Canarias esa mayoría social sería una novedad, pero no es algo excepcional en Cataluña», sentenció Rivero.

Aunque sin citarlas, las prospecciones petrolíferas estuvieron presentes en las palabras del presidente, pues insistió en que «debe haber una mayoría social para exigir al Estado que se cuente con las instituciones canarias para que no se hipoteque el futuro modelo de desarrollo sostenible» del Archipiélago.

El presidente ha recordado que muchas de las medidas anunciadas ayer por el jefe del Ejecutivo central, Mariano Rajoy, podrían ir en contra de esos «objetivos básicos» delineados por el Gobierno canario y ha insistido en que «la autonomía nos ha permitido avanzar como pueblo, ningún otro territorio necesita más la autonomía que Canarias, pues nos ha permitido la mayor etapa de desarrollo económico y avanzar en un proyecto de nacionalidad».

Además, y frente a alguna de las propuestas esbozadas por Rajoy, esa mayoría social debería unirse al hecho de que «en Canarias el Gobierno defenderá a sus cabildos y ayuntamientos, y su autonomía plena».

Más competencias
Una autonomía que pasa también por «conseguir competencias que objetivamente nos ayuden a tener menos dependencia económica y sí una diversificación y una dinamización económica», tales como costas, comercio exterior y la gestión de los puertos y aeropuertos.

En cuanto a las excepcionalidades canarias dentro del Estado, Rivero ha recordado que se debe cumplir con el Régimen Económico y Fiscal (REF) de las Islas, invirtiendo en Canarias la media del Estado, y reformar el mismo para adaptarlo a las exigencias de la crisis con la vista puesta al «afianzamiento del status especial en la UE».

Y envolviendo todo ello, un nuevo sistema de financiación «justo y equilibrado», motivo por el que «sin hacer un frente autonómico», también va a ponerse en contacto con todas las comunidades autónomas que, «independientemente de su color político», reciben del Estado menos inversión que la media.

«El sistema del año 2009 no dio respuesta a las desigualdades de el del año 2001, porque con la crisis cayeron los ingresos», ha recordado Rivero, por lo que «asumiendo que hay menos recursos, debe haberlos para todos, no para unas autonomías más que para otras».

Por tanto, la intención de Rivero es que el resto de las autonomías tan «pésimamente financiadas» como Canarias, se adhieran a la petición del Ejecutivo canario de «reunir al comité permanente de evaluación de la financiación» para conseguir modificar el modelo.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario