Sin categorizar

El ex mayordomo del Papa sigue en prisión y se investiga si tuvo más cómplices en el robo de documentos privados

AGENCIAS.- El ex mayordomo del Papa, Paolo Gabriele, que fue arrestado el 23 de mayo pasado por la posesión de documentos confidenciales del Pontífice, continuará en prisión cautelar hasta que finalice la fase del ‘interrogatorio formal’, según ha indicado el director de la Oficina de Prensa del Vaticano, el padre Federico Lombardi.

En esta línea, Lombardi ha señalado que al cumplirse este jueves los 50 días del arresto de Gabriele el tribunal vaticano requiere todavía recoger más testimonios, por lo que el juez instructor Piero Antonio Bonnet ha prorrogado el vencimiento de la custodia cautelar.

Asimismo, el portavoz vaticano ha señalado que se espera que esta prórroga no se prolongue por otros cincuenta días, permitidos en la legislación vaticana, sino que en diez días más aproximadamente podría terminar el interrogatorio formal, por lo que podría definirse la situación del exmayordomo del Papa y se terminaría la custodia cautelar.

Cómplices

Acerca de las especulaciones de la prensa italiana sobre la posibilidad de que el ex mayordomo papal Paolo Gabriele tuviera «tres cómplices, dos empleados laicos de la Santa Sede y un amigo suyo periodista», el sacerdote Federico Lombardi ha calificado las afirmaciones  de «no fiables» y ha afirmado desconocer si de la investigación se puede deducir que el ex mayordomo tenía cómplices.

Por otra parte, el portavoz vaticano ha reiterado que el juez indicará el eventual aplazamiento del juicio o la sentencia absolutoria y en el caso de realizar un eventual proceso público formal «no se llevará a cabo antes de octubre».

Con respecto al trabajo de la Comisión de cardenales presidida por el español Julián Herranz, Lombardi ha indicado que prevén terminar las audiencias esta misma semana y que probablemente se llevará a cabo un encuentro con el Papa la próxima semana para presentar los resultados.

Esta comisión cardenalicia, formada también por el cardenal Jozef Tomko y el cardenal Salvatore De Giorgi, fue creada por Benedicto XVI el pasado mes de abril y busca sacar a la luz los episodios de revelación de documentos bajo secreto de oficio en televisión, periódicos y otros medios de comunicación y tiene el mandato pontificio para actuar a todos los niveles.

En este sentido, Lombardi ha aclarado en varias ocasiones que esta comisión escucha a diferentes personas pero que eso no significa que estén siendo investigados y que, incluso, «pueden escuchar a cardenales como «parte del amplio trabajo de reconocimiento que está haciendo la comisión».

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario