Sin categorizar

Los forenses no harán pública la autopsia del niño muerto en Vecindario por ser secreto de sumario

AGENCIAS.-Los médicos forenses que han realizado este martes la autopsia al niño de diez años que falleció el pasado lunes en Vecindario, en Santa Lucía de Tirajana (Gran Canaria), no informarán sobre los resultados de la misma al encontrarse el caso bajo secreto de sumario, tal y como han señalado a Europa Press fuentes del Instituto de Medicina Legal de Las Palmas.

La autopsia trata de confirmar si el menor ya estaba muerto antes de que se produjera el accidente en el que inicialmente parecía haber fallecido, dado que el cuerpo del niño presentaba marcas que apuntaban a heridas producidas por arma blanca, con lo que parecen hasta tres puñaladas, según fuentes conocedoras de la investigación que ha iniciado la Guardia Civil.

Asimismo, la Benemérita habría encontrado sangre en la vivienda del padre del niño –también fallecido–, lo que incide aún más en esa línea de investigación. De hecho, testigos presentes en el lugar donde se produjo el accidente explicaron a los agentes de la Guardia Civil que vieron cómo el hombre prendía fuego al maletero del coche antes de la propia colisión del vehículo.

El varón, que responde a las iniciales F.J.B.C., tenía en su pesar una orden de alejamiento contra su pareja que finalizó en marzo de 2008 (dictada por el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de San Bartolomé de Tirajana), pero en la actualidad no estaba vigente ni ésta ni ninguna de otro tipo.

La citada orden le prohibió durante unos 7 meses acercarse a su pareja a menos de 500 metros, así como a su domicilio o comunicarse con ella por ningún medio. F.J.B.C. tenía 51 años, era originario de La Coruña (Galicia) y actualmente residía en Arinaga, en la isla de Gran Canaria.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario