FIRMAS

Entrevista a Jesús Melgar, periodista: “Creo que no recomendaría a mi hijo que se dedicara a este negociado” (y II). Por Gorka Zumeta

Continúa…

 Jesús Melgar forma parte ahora del equipo de colaboradores de Carlos Herrera, en Onda Cero Radio, en el tramo comprendido entre las 10:00 y las 12:30 horas. Concluido el tramo informativo, ‘Herrera en la Onda’ se refugia en la complicidad de los oyentes (‘los fósforos’) para, con ellos, edificar uno de los tramos más simpáticos y positivos de toda la radio española. Melgar, junto con José Antonio Naranjo y Lorenzo Díaz, más diferentes colaboradores que van desfilando cada día para completar el show, son elementos imprescindibles para animar a los oyentes a participar. Y comparten su vida, sus experiencias sobre el tema propuesto. El oyente les conoce mejor, se hace su ‘amigo’. En otro momento, ya desarrollé en este blog mi impresión sobre el programa, hablando del «vitalismo contagioso» de Carlos Herrera, que convierte las mañanas en un empujón de ánimo y adrenalina para afrontar el día con humor y sentido positivo de la vida. Melgar participa de esa filosofía y admira al maestro Herrera y a su don de la oportunidad, aparte del enorme conocimiento del medio.

-Ahora estás con Carlos Herrera, en Onda Cero, en un tramo en el que volcáis todo el positivismo posible sobre la vida y compartís con el oyente –siempre inteligente- retazos biográficos sobre mil y un temas. ¿Te sigues sorprendiendo con los oyentes? ¿Conservas ese grado de sorpresa imprescindible como para abordar ese tramo?

-No sólo lo conservo, sino que, además, resulta imposible no incentivarlo con la creatividad, divertida o trágica, pero siempre muy elocuente, que desarrollan en sus llamadas.

-¿Tres cualidades de Carlos Herrera?

-¿Sólo tres?

-Por resumir…

-…Es uno de los pocos comunicadores integrales que nos quedan, con un desarrolladísimo sentido del espectáculo radiofónico, con una credibilidad arrolladora –también para la prescripción comercial- y el entusiasmo contagioso del veinteañero que es. (Esta respuesta posiblemente me valdrá por tres años más de renovación, pero es la pura verdad).

-¿Cómo ves la profesión, Jesús?

-Jodida. Y te habla quien ha tenido la suerte de vivir (y muy bien, por cierto) de ella. El mercado publicitario hace cada vez más difícil la supervivencia. Parece que en los últimos años, la única fórmula rentable es la musical: ciento y pico emisoras emitiendo discos y cuñas con un becario dándole paso. Añádele a esto que hay que trabajar desde barricadas ideológicas y que los medios parecen menguar mientras las hornadas de profesionales no paran de lanzar licenciados directamente al paro o pésimamente pagados al mercado laboral. Me gustaría ser algo más optimista, pero si miro alrededor, creo que no recomendaría a mi hijo que se dedicara a este negociado.

Carlos Herrera, José Antonio Naranjo, Caraballo y Jesús Melgar, camino del Rocío
(Fotografía Onda Cero.es)

-¿Y a los que quieren empezar, pero no encuentran más oportunidad que la de ejercer de becarios per secula seculorum?

-Ya has leído mi anterior respuesta. Pero aún así, les recomiendo paciencia, ánimo y mucha creatividad.

-¿Queda algo por hacer en la radio o, como mantienen algunos, está todo inventado?

-En realidad, hay tantas radios como oyentes. Por lo que no todo está radiado. Además, alguien tendría que explicarnos cómo diablos  se puede desenchufar el sonido de la vida.

-El todo por la audiencia o el todo vale que ha puesto en marcha la TV ¿ha afectado ya a la radio, o de momento se libra?

-Como en el resto de medios, cada vez tenemos más nichos de audiencias. Quiero decir que al igual que los lectores compran el periódico con las noticias y editoriales que quieren leer, también buscan en los diales a los predicadores con los que sintonizan políticamente. Y se produce, más que la radio-basura (de la que misteriosamente nos estamos librando) la sectarización del medio que empieza a ser muy preocupante.

-¿Tres deseos para terminar referidos a la profesión?

-Trabajo, honradez y prosperidad.

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario