Sin categorizar

El sector comercial canario, en «alerta roja» ante la caída permanente de las ventas

Elblogoferoz.- La debilidad del consumo en Canarias sigue lastrando las ventas del sector comercial, que no dejan de caer desde hace cuatro años, presionadas por las medidas de austeridad y los recortes, el paro, la falta de crédito y la incertidumbre.

Las dificultades de hacer caja tienen su reflejo en el descenso de un 4%  del Índice de Comercio al menor (ICM) en el primer trimestre del año, así como en la incapacidad de mantener sus propias plantillas o de absorber parte de la mano de obra expulsada del mercado laboral por la crisis. De esta manera, el número desempleados al finalizar marzo se situó en 46.279 parados, 2.691 más que hace un año.

Estos son algunos de los datos que se recogen en el informe de Coyuntura del  Sector Comercial para el I trimestre de 2012, elaborado por el Servicio de Estudios Económicos dela Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Santa Cruz de Tenerife en colaboración con la entidad financiera Cajasiete. Undocumento en el que se analizan variables como el Índice de Comercio al por Menor (ICM), mercado de trabajo, Índice de Precios al Consumo (IPC), la confianza empresarial y la  creación de nuevos negocios a través de las Ventanillas Únicas Empresariales.

La situación de vulnerabilidad y fragilidad del sector comercial de Canarias desde que estalló la crisis se acentúa cada vez más y el pesimismo de los empresarios sigue creciendo situarse en los -19,5 puntos. El ánimo que muestran los comerciantes vuelve a desinflarse un trimestre más debido fundamentalmente a un empeoramiento en la cifra de negocios y en la inversión, según refleja el Indicador de Confianza Empresarial correspondiente al pasado mes de abril.

Tampoco la incertidumbre sobre la evolución de la economía y las dificultades de financiación están ayudando a que se abran nuevas empresas comerciales, tal y como apunta la caída de un 4,8% en el número de negocios comerciales dados de alta a través de las Ventanillas Únicas Empresariales canarias (VUE), ubicadas en las Cámaras de Comercio, respecto al mismo periodo del pasado año.

Para el presidente de la Cámara de Comercio, Ignacio González Martín,  el impacto que están teniendo las medidas impulsadas por las administraciones públicas para reducir el déficit están “perjudicando claramente el poder adquisitivo de los canarios y mermando su capacidad de consumo, lo que incide directamente en la viabilidad y en el mantenimiento del empleo de uno de los sectores más importantes para la economía de las islas”.

 Cuarto año

Se trata del cuarto año en negativo de las ventas minoristas en un escenario de crisis económica marcado por la desaceleración del consumo. De hecho, el año pasado, las ventas del comercio minorista cayeron en el Archipiélago un 3,3%, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El presidente dela Cámara considera, además, que “esta debilidad del consumo, asfixia y coloca en una situación de “alerta roja permanente”  a las empresas del comercio en Canarias que, además, están llevando al límite sus márgenes de beneficio con bajadas de precios para intentar estimular la demanda”.

En este sentido, desde la Cámarade Comercio se demandan medidas de estímulo que favorezcan el consumo, por ser éstas de igual importancia  para la recuperación del Archipiélago que las hasta ahora propuestas de reducción y ajuste. Asimismo, señala que la apuesta de las administraciones debe ser equilibrada para el conjunto de los sectores productivos, lo que permitirá que la recuperación económica no solo esté condicionada solo al devenir del turismo.

Mantenimiento del empleo

Por otra parte, González Martín llama la atención sobre el principal valor y riesgo del sector comercial que es su capacidad de sostener y crear empleo. “Hay que estar pendiente de la evolución de éste a lo largo de los próximos meses, porque un empeoramiento del mismo agravaría aún más la tasa de paro de Canarias”.

Por el momento y, a pesar del descenso en las ventas, los datos del empleo se están manteniendo, tal y como se aprecia en la evolución del Índice de ocupación del comercio minorista que creció a una tasa anual del 1% en el primer trimestre del año, según refleja el Informe del Servicio de Estudios dela Cámara.  Noobstante, existen otros indicadores que comienzan a apuntar algunos riesgos para el mantenimiento del empleo como son el leve descenso del 0,4% en el número de afiliados o  el comportamiento del paro registrado con un crecimiento promedio en el trimestre del 5,6%. El número desempleados al finalizar marzo se situó en 46.279 parados, 2.691 más que hace un año.

Comportamiento en los indicadores oficiales que tienen su reflejo en el último Indicador de Confianza Empresarial del sector que en la encuesta de abril retrocedió aumentó dos puntos su nivel de desconfianza hasta situarse en los -19,5 puntos por un empeoramiento en la cifra de negocios y en la inversión ya que el empleo fue el único componente que consiguió mantenerse.

 

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario