Canarias Moda SOCIEDAD VIDEOS

Glamour alado. Por Mónica Ledesma

Elblogoferoz/ Mónica Ledesma.- Una pequeña mariposa revolotea frente a la ventana. Se mueve coqueta simulando una danza elegante de la que brota colorido y alegría. Curiosa y presumida, despliega sus alas como si quisiera abrazar al cielo que, hechizado por su encanto, abre paso al Sol para que sus rayos iluminen, cual foco de un teatro, su gracioso contoneo.

Una mariposa es la más bella transformación de un ser vivo, un pequeño ángel capaz de cambiar por completo su estructura genética a partir de una crisálida, de cuyo capullo surgirá la más hermosa de las criaturas aladas. En la cultura oriental, se cree que las mariposas son mensajeras y que, como seres silenciosos, custodian nuestros secretos. Por ello, si se susurra a una mariposa un deseo, ésta lo elevará hasta el cielo y lo entregará a los dioses para que lo concedan. Así, dando a la mariposa su libertad se gana ese anhelo.

Dicen que las mariposas representan la necesidad de cambio, de mayor libertad y, a la vez, valentía. Como el aire que mece su vuelo, nos enseñan a encontrar claridad y a salir, como ellas, de ese caparazón que esconde la belleza interior.

Ruth Díaz, empresaria tinerfeña de la marca Ideas Cool.

La empresa tinerfeña Mariposas, a volar!, cuya propietaria es Ruth Díaz, se creó hace cuatro años y es pionera en España en suelta de mariposas en bodas

Ruth Díaz es como una mariposa. Hace cuatro años decidió que su vida tenía que dar un giro de 180 grados, que necesitaba más libertad y hacer algo diferente. Fue así como esta tinerfeña se armó de valentía, abrió sus alas y emprendió el vuelo. De ello nació una de las empresas más glamourosas y chic de la Isla: Mariposas, a volar!

Su negocio, ya consolidado en el sector, se dedica a la suelta de mariposas en eventos, especialmente en bodas o inauguraciones, llenando de romanticismo, elegancia y glamour un instante que quedará marcado para siempre en el corazón.

Ruth Díaz explica que “antes de comenzar con este proyecto hice muchas cosas, desde trabajar en Hacienda a dirigir una cadena de tiendas junto a mi marido. No sabía que era emprendedora, pero ahora me he descubierto como tal y me encanta esta faceta de la creatividad”.

Comienzos con la crisis

Los comienzos, afirma, no fueron fáciles, “porque nací como empresaria a la par que la crisis”, pero “gracias a la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife y a Fifede pude poner en marcha mi idea. Además, los medios de comunicación fueron un gran aliado en mis inicios, y el primer pedido de suelta de mariposas que tuve, que fue para una boda en el Auditorio de Tenerife, llegó a través de una entrevista que me realizaron”.

Así fue como esta emprendedora comenzó a hacerse, poco a poco, un hueco en el sector del ocio. “El primer año fue algo duro, pero la verdad que luego de una boda me llamaban para otra y así comencé a crecer como empresa”, matiza.

Las sueltas de mariposas son una apuesta romántica para las bodas./Foto: Baltasar Mendoza.

Una de las mayores sueltas de esta empresa ha sido para la boda del hijo de Gunilla Von Bismarck, que se celebró en el Hotel Abama de Tenerife

Mariposas a volar! es una empresa cien por cien canaria y, además, pionera en España en suelta de mariposas, aunque dada su fama ya le han salido competidores en la Península. No obstante, Ruth Díaz ofrece también su servicio de sueltas de mariposas a cualquier rincón de las Islas, de la Península o de Europa.

“Las mariposas llegan en perfecto estado, pues se contrata para su envío a cualquier punto un servicio de mensajería de mascotas. Por lo que van en camiones climatizados y llegan perfectas”, incide Ruth.

Su materia prima, las mariposas de la especie monarca (negras y naranjas) son criadas en exclusividad para su empresa en el Mariposario de Icod de Los Vinos- “Por cuestiones medioambientales las sueltas sólo se pueden hacer con esta especie, pues es la menos invasora, ya que la entrega al cliente se hace en cajas para su posterior liberación en un espacio abierto. Por ello, las mariposas se han hecho muy populares en la salida de los novios de la Iglesia, como sustitutas en elegancia y romanticismo al tradicional arroz o a los pétalos de flores”, comenta Ruth.

Una vez se destapa la caja con las mariposas, cuyo número va en función del presupuesto de cada cliente (cada mariposa cuesta 12,50 euros, por lo que si se contratan 20 el precio será de 250 euros) éstas salen volando de su interior alrededor de los invitados, posándose de forma grácil sobre sus manos o hombros.

“Es muy raro que mueran en la caja, que va ventilada, aunque el que vuelen más o menos depende también del clima o de que llueva, son los riesgos que se corren”, puntualiza la empresaria.

Ruth Díaz afirma que aunque es un producto de lujo, ha tenido buena aceptación tanto en Canarias como fuera de las Islas, donde también trabaja

De las cientos de sueltas de mariposas que ha realizado Ruth Díaz en estos años, recuerda en concreto dos, por ser las mayores en cuanto a número de ejemplares. “Hace unas semanas me contrataron para una liberación en Mallorca, concretamente para una boda gitana de un personaje famoso. Fue una suelta de 150 mariposas. Espectacular. Aunque otra que también hice, y que fue hasta portada de la revista Hola, fue para la boda de Francisco Ortiz, hijo de Gunilla Von Bismarck y Luis Ortiz, con Elisabet Dutú. Un enlace que tuvo lugar en el Hotel Abama de Tenerife con multitud de famosos”.

El novio regaló a su prometida la suelta de 100 mariposas que se liberaron en mitad de la ceremonia y en los jardines del hotel. Una explosión de colores con una ópera de fondo que cuando Ruth lo recuerda no puede dejar de emocionarse.

Crisálidas para los niños

Asimismo, otra especialidad de la empresa, vinculada a las mariposas, se centra en los más pequeños, con el regalo de crisálidas para cumpleaños o comuniones. Artículos de lujo, temporales y efímeros pero que llenan de glamour cualquier celebración importante.

No obstante, y aunque la idea de Ruth es crear su propia tienda, de momento la crisis impide a esta empresaria poder abrir las puertas de un negocio presencial, por lo que su clientela llega, por una parte, a través de su web (www.mariposasavolar.com) y de las redes sociales, y por otra a los contactos con hoteles, fincas de celebraciones y empresas organizadoras de eventos y bodas.

La empresa Mariposas, a volar! realizó la suelta en la boda del hijo de Gunilla Von Bismarck en el Hotel Abama.

Pese a ello, Ruth al igual que sus mariposas, ha querido seguir volando y hace un año que decidió abarcar otra faceta dentro del campo de servicios y productos novedosos para eventos. En esta ocasión, y junto a un socio, puso en marcha el Videomatón Canarias, una cabina desmontable que se puede instalar en cualquier fiesta o celebración para que los invitados dejen grabados mensajes de 30 segundos a los novios o anfitriones.

Un negocio también novedoso que está empezando a cosechar tanta demanda que la empresa se ha visto abocada a comprar una nueva cabina para poder ampliar mercado. “Como es desmontable podemos llevarla a cualquier sitio o isla. Además, puede personalizarse su exterior e interior con logotipos o fotos que quieran los clientes. Es algo muy divertido, pues casi todos tenemos recuerdos de la parte seria de cada boda o celebración, pero del momento fiesta hay muy pocos”, destaca Ruth Díaz.

Videomatón

“Lo que ofrecemos son cuatro horas de servicio desde que se empiezan a grabar los mensajes y, al finalizar, se edita el trabajo y se entrega al cliente dos versiones, una a modo de videoclip, de corta duración, para que pueda enviarse por correo electrónico o colgarse en las redes sociales, y otra más larga con la totalidad de los mensajes grabados”, subraya.

Asimismo, están pensando en expandirse a la Península o franquiciar la idea dado el éxito que están cosechando. “Ahora mismo nos han contratado para la campaña de Coca-Cola con la Isla de El Hierro, y hemos ido con el Videomatón por las Islas para que la gente deje sus mensajes solidarios”, destaca la empresaria.

El videomatón es otro de los servicios que ofrece esta empresa tinerfeña.

Su marca, Ideas Cool, ampliará mercado con nuevos productos: videoinvitaciones a bodas y un concepto «moderno» de videoclips

Dentro de este mundo de las bodas, el siguiente proyecto en el que está inmersa, junto a su socio, es en la puesta en marcha de un servicio de videoinvitaciones de boda, el cual se presentará la próxima semana. “Los novios graban su invitación ante una cámara que luego se edita como si fuera un spot de publicidad para que puedan enviarlo por correo electrónico”, comenta Ruth Díaz.

Igualmente, otro campo que van a abordar es el de la realización de vídeos de boda pero con un concepto “más moderno” y en el que se recojan sólo los momentos más importantes. Un amplio abanico de servicios nupciales que van englobados bajo la marca Ideas Cool, bodas y eventos.

Ruth Díaz asegura que “en tiempos de crisis lo que te diferencia del resto es la innovación y el ser original”. Sin duda, a ella razón no le falta y éxitos le sobran. Su deseo, susurrado a aquella mariposa que llegó a la ventana, ha sido concedido.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario