Sin categorizar

Integrantes del grupo de hip hop canario ‘Me cago en tu padre’, detenidos por los sabotajes en el metro de Madrid

AGENCIAS.- La colaboración de miembros de un sector del 15M fue clave para la detención esta madrugada de las seis personas acusadas de los sabotajes del Metro, también pertenecientes a este movimiento de protesta, según ha destacado este viernes la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, y el jefe superior de la Policía de Madrid, Alfonso José Fernández Díez.

La Policía ha hecho público ante los medios de comunicación un vídeo en el que más de una decena de agentes entraron en la casa de los acusados de sabotaje de Metro esta misma mañana en el madrileño barrio de Lavapiés. «En la vivienda se realizaron todas las labores de organización de acciones de este grupo delictivo y es donde se coordinaban para llevar a cabo estos sabotajes y reparto de funciones», ha afirmado Fernández Díez.

De los seis detenidos en las últimas horas, dos de ellos forman parte del grupo del conocido grupo de hip hop canarios ‘Me cago en tu padre’, formado por Niño Maldito y Calido Lehamo. De hecho, el cartel del grupo lucía en la casa en la que ha entrado la Policía.

El resto de los arrestados estudiaban en diferentes universidades madrileñas. Dos de los detenidos habían participado en las dos acciones de sabotaje de los frenos del Metro. Las edades de los apresados van de los 20 a los 27 años. Además de los dos canarios, hay otros oriundos de Navarra, Murcia y Madrid.

Serán puestos próximamente, con las pruebas, identificaciones, vigilancias y seguimientos hechos por la Policía, a disposición de la autoridad judicial. En el día de hoy permanecen prestando declaración en la Brigada Provincial de la Policía de Madrid.

«Todos los indicios apuntan a que se trataría de un salto cualitativo en el tipo asociativo concertado para el desarrollo de actividades delictivas y todas las pruebas detenidas de esta organización, porque cada uno sabía lo que tenía que hacer en cada momento. Por todo ello estaríamos ante una presunción importante de que se traba de un grupo organizado», ha indicado.

Además, Fernández Díaz ha relatado que este grupo iba adoptando sucesivamente mayores medidas de seguridad en sus actuaciones. El primer sabotaje la Policía identificó a tres de ellos porque iban a cara descubierta, pero en la segunda actuación se cubrieron con pasamontañas. «Eso implica una voluntad de ir perfeccionándose en este tipo de sabotajes callejeros», ha añadido.

«No fue una gamberrada»

Por su parte, la delegada del Gobierno en Madrid ha indicado que los sabotajes de los pasados meses de abril y mayo no fueron acciones de vandalismo, «sino una actuación controlada que causó un perjuicio notable» para los usuarios del Metro, aparte de haber puesto en riesgo su seguridad e integridad física.

«Esto no es una travesura, esto no es una gamberrada, sino una acción concertada por un grupo de personas que deciden hacer un boicot a un medio de transporte que utilizan muchas personas y a las que provoca unos perjuicios económicos, a las empresas en las que trabajan y a su vida cotidiana», ha añadido Cifuentes.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario