ECONOMÍA E INDUSTRIA Política Económica SOCIEDAD

La crisis obliga a cerrar la única residencia de España que acoge a los ‘niños de la guerra’

AGENCIAS.-La única residencia de España destinada para emigrantes que ha acogido en sus más de 15 años de historia a los ‘niños de la guerra’, los españoles que volvieron a su país de origen tras huir junto a sus padres de la Guerra Civil, está a punto de echar el cierre porque ve «inviable» continuar prestando su servicio con el presupuesto que les destina el Estado y los clientes particulares que reciben.

 En declaraciones a Europa Press Televisión, la directora de la residencia ‘El Retorno’ y vicepresidenta de la Fundación Gumiel, de la que depende el centro, Consuelo Gala, ha relatado que desde 1996 tiene un convenio con la Dirección General de Migraciones, perteneciente al Ministerio de Empleo y Seguridad Social, para dar también acogida a los «inmigrantes mayores retornados» sin recursos económicos.

Un servicio que llevaban prestando durante estos pasados años con normalidad hasta que se ha presentado el presupuesto adjudicado de este ejercicio que ascendería a los 250.000 euros y que todavía la residencia no ha cobrado. En este sentido, Gala ha criticado que la residencia ha tenido que afrontar todos los gastos de este año 2012 gracias a un «fondo privado» de la fundación que «ya se ha agotado» y que no llega ni para los salarios de los ocho trabajadores de este último mes de mayo.

«La residencia está en fase de cierre. Para nosotros es inviable, comunicamos que así no podíamos seguir abiertos y comunicamos el cierre para que tuvieran en cuenta el realojo que depende de Dirección General de Migraciones. Se ha pedido el realojo urgente hace ya 20 días», ha sostenido.

Por su parte, la portavoz de los trabajadores de ‘El Retorno’, María Eugenia García, ha criticado que el Ministerio ha de hacerse cargo de dar cobijo a los ancianos para que la residencia pueda echar el cierre y la empresa tramitar su despido.

A la espera de traslado

Todo este tiempo llevan esperando impacientes los 19 mayores residentes en ‘El Retorno’ con las maletas preparadas. Este es el caso de un anciano de 87 años de edad, Jordi Alsira, que huyó a Francia de la Guerra Civil junto a sus padres a los 13 de edad y que cruzó el Atlántico en busca de un futuro mejor. Cumplidos los 83 años quiso volver a España para pasar sus últimos días en su «tierra».

Hoy piensa que los mismos que le abrieron las puertas le tratan como «escoria». «Las únicas palabras de cariño han sido por parte de la gente de aquí», cuenta con indignación Jordi.

La misma suerte corre una anciana de 86 años de edad, Teresa Casals, quien desde hace 15 días tiene todas sus pertenencias guardadas en bolsas y maletas y todos los estantes de sus armarios vacíos en su habitación a la espera de que le comuniquen a qué residencia la van a trasladar.

«Nos dijeron que lo preparásemos todo y ya está todo embalado. Yo estoy viviendo muy angustiada, cuando nos lo dijeron me dio un ataque, pensaba que era mi último día», ha rememorado Teresa.

Apenas quedan dos ancianos que residen en ‘El Retorno’ costeándose ellos mismos los gastos y ya se están marchado del centro. Así, uno de los últimos en irse, Enrique Santiago, a quien su hijo Pablo le estaba guardando todo el equipaje para llevarle a otra residencia, ha lamentado que le parece una «inmoralidad» que se esté produciendo esta situación en el centro.

«Ahora se tiene que cambiar y meterse en un sitio donde no conoce a nadie cuando tiene prácticamente su vida hecha. Afortunadamente él tiene familia, aquí se quedan al desamparo», ha reprochado su hijo Pablo.

LOS ANCIANOS ABANDONAN LA RESIDENCIA EL VIERNES.

Por su parte, el director general de Migraciones, Aurelio Miras, ha señalado en conversación telefónica con Europa Press Televisión que su departamento ya ha gestionado junto con las distintas comunidades autónomas la salida de los ancianos de esta residencia para este mismo viernes, y ha lamentado que los propietarios de la misma no hayan aceptado el presupuesto de 250.000 euros para 2012 por la atención de las 19 personas. Según ha explicado, los empresarios demandaban casi medio millón de euros por la atención.

Además, ha recalcado que la relación del Estado con la residencia ‘El Retorno’ es de cliente y que la partida presupuestada para este año se iba a abonar en julio de 2012 con la adjudicación del concurso. Por este motivo, ha querido dejar claro que dicho asilo no es del ministerio y que si cierran es porque como empresa no es rentable.

Asimismo, ha recalcado que desde mayo han buscado un nuevo alojamiento para los ancianos y ha indicado que estas semanas de tardanza se deben a que las reubicaciones no se pueden hacer de la noche a la mañana porque cada persona debe ir a su lugar de origen.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario