Sin categorizar

Las mujeres de los mineros ‘toman’ el Senado en defensa del carbón

AGENCIAS.- Centenares de mujeres de mineros han llegado este tarde al Senado, en Madrid, en siete autobuses procedentes de las cuencas de Aragón, Castilla y León y Asturias para protestar contra los recortes al carbón en el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado, que se debate durante toda esta semana en la Cámara Alta.

Las manifestantes han llegado a la capital pasadas las seis y media de la tarde y desde la céntrica Plaza de España han caminado hasta el Palacio del Senado portando carteles que rezaban «No al fin de la minería», «Queremos el dinero de los fondos mineros» o «El canario, a la jaula de la mina», en alusión al ministro de Industria, José Manuel Soria.

Las manifestantes, entre las cuales se encontraban las esposas de los mineros que están encerrados en los pozos desde el pasado 28 de mayo, han sido recibidas por los dirigentes socialistas Elena Valenciano, José Antonio Alonso, Marcelino Iglesias y Soraya Rodríguez, y el expresidente asturiano y senador Vicente Álvarez Areces, además del coordinador general de Izquierda Unida (IU), Cayo Lara o el senador de ICV Jordi Guillot, entre otros.

Al grito de «Aquí están, estas son las mujeres del carbón», las mujeres de los mineros se han concentrado en las puertas de la Cámara Alta, aunque sólo una representación de alrededor de un centenar estaban acreditadas, invitadas por el Grupo Socialista, para asistir desde la tribuna de invitados al debate de los Presupuestos en el que se debaten los recortes al carbón.

Mientras sus compañeras accedían al Senado, centenares de mujeres se han quedado a pocos metros de las puertas, cortando el tráfico en la calle Bailén y entonando el himno minero de Santa Bárbara Bendita. Decenas de agentes de la Policía Nacional han sido desplegados en la zona y han tenido que contener en varias ocasiones a las manifestantes en su intento por llegar a la entrada del Palacio.

Respaldo

Durante la concentración junto a la entrada de la Cámara, el secretario general del PSOE de Castilla y León y diputado por Palencia, Julio Villarrubia, ha recordado que, al igual en la Cámara Baja, «no tiene pinta» que las enmiendas presentadas por los socialistas en defensa del sector sean aprobadas en su debate en el Senado. «Con toda probabilidad van a destruir miles de puestos de trabajo», ha apostillado en declaraciones a los medios.

Para Villarrubia, con el recorte que figura en el proyecto de presupuestos se eliminará una fuente de energía autóctona y «viable, si las cosas se hacen bien», que se puede necesitar en el futuro por su carácter estratégico.

En cuanto al anuncio de algunos senadores ‘populares’ que habían manifestado que votarían en contra de los presupuestos, ha señalado que «sólo son pequeños gestos» y que los que tienen que votar a favor de las enmiendas presentadas «son los 29 senadores del PP de Castilla y León, los de Castilla La Mancha, los de Asturias y los de Andalucía».

«Verán como salen las cuentas», ha destacado Villarrubia, que ha lamentado que haya «muchísimos miles de millones para el sector financiero y no un puñado de millones para un montón de trabajadores que necesitan seguir cobrando a final de mes».

También el diputado socialista por León José Antonio Alonso ha mostrado su respaldo al sector del carbón y ha lamentado «el hachazo brutal» de los Presupuestos, que reflejan un recorte de más del 60 por ciento para la minería, momento en el que ha reclamado la «reposición total de los fondos» para salvar los cerca de 5.000 puestos de trabajo que están en peligro en la provincia leonesa. «Son cantidades perfectamente asumibles», ha añadido.

Por su parte, el senador del PSOE por Castilla y León Ibán García del Blanco ha reclamado al Gobierno que plantee una solución al conflicto que vive el sector «si realmente la tiene» y que «no lo demore ni un minuto más», ya que sólo sirve para «seguir dilatando el sufrimiento de la gente».

Además, el senador por León Nicanor Sen ha destacado «la insensibilidad» que, a su juicio, han mostrado tanto el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, como el ministro de Industria de «no conocer la realidad de la provincia de León» y «la situación en que quedarán las cuencas con el cierre de las minas» cuyo sector «es uno de los pilares fundamentales» de la economía de la zona.

El coordinador general de IU ha mostrado también su «solidaridad» con los mineros y sus esposas porque «les han robado el 63 por ciento de los recursos que estaban pactados», lo cual, a su juicio, «condena a la desaparición a las comarcas mineras». «La lucha que mantienen es la lucha por la supervivencia», ha añadido.

En opinión de Lara, «a la gente le cuesta mucho trabajo comprender que pueda haber 100.000 millones de euros para salvar el desastre de la banca y no haya 450 millones para mantener miles de puestos de trabajo» que viven del sector del carbón.

Desalojadas del Hemiciclo

Las manifestantes que estaban acreditadas para acceder al Palacio del Senado han mantenido en primer lugar un encuentro con diputados y senadores socialistas en la sala Clara Campoamor, tras lo cual han subido a la tribuna de invitados del hemiciclo de la Cámara Alta, desde donde han presenciado las votaciones de enmiendas a los Presupuestos.

A su entrada, el presidente del Senado, Pío García-Escudero, les ha advertido de que no estaba permitido emitir ninguna manifestación de protesta o desplegar carteles de ningún tipo. Sin embargo, al ser rechazada la única enmienda que se votaba hoy sobre el mantenimiento de las ayudas al carbón, las mujeres han comenzado a proferir cánticos en defensa de la minería, por lo que García-Escudero ha ordenado su desalojo.

La mayoría de las mujeres congregadas en la tribuna han salido en orden, aunque todavía lanzando cánticos de protesta y llamando ‘sinvergüenzas’ a los senadores del PP, pero otras han tenido que ser obligadas a salir por los servicios de seguridad de la Cámara. Al salir, han sido aplaudidas por los parlamentarios socialistas, que se han puesto en pie para despedirlas.

Las mujeres expulsadas del hemiciclo se han reunido de nuevo con sus compañeras a la entrada del Senado, donde han continuado profiriendo gritos de protesta y cánticos mineros. Pasadas las nueve y media de la noche han comenzado a desalojar la calle para volver a los autobuses que las llevarían de vuelta a sus provincias.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario