FIRMAS

Tristeza por las ausencias de las grandes voces de la radio. Hasta pronto, César. Por Sonia Rodríguez

Triste con las ausencias de las grandes voces de la radio… Hoy se han apagado  los micrófonos para César Fernández -Trujillo de Armas pero de él permanece su sabiduría y un libro a punto de ver la luz dedicado a quienes estaban al otro lado de la pecera, “Queridos oyentes”

Profesional humilde y de cadencia pausada, nos deja un poquito huérfanos a todos los que trabajamos en comunicación. Sentía amor por la radio y se puede decir literalmente que hizo de ella una herramienta para el servicio público, pues de entre todas las iniciativas en las que participó tras su paso por Radio Juventud, COPE y Radio Isla, fue la voz de la tercera edad con ‘Ansina’ e ideólogo de la ‘Biblioteca Sonora’, hemeroteca de obras literarias en audio para personas con discapacidad visual.

Hoy, al recordar a César y a su inconfundible voz en el aire tantas mañanas, se me hace más que presente un certero pensamiento del también periodista Ryszard Kapuscinski:

Para ejercer el periodismo, ante todo, hay que ser buenos seres humanos. Las malas personas no pueden ser buenos periodistas. Si se es una buena persona se puede intentar comprender a los demás, sus intenciones, su fe, sus intereses, sus dificultades, sus tragedias

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario