Sin categorizar

Los túneles de Julio Luengo vuelven a abrirse al tráfico de Las Palmas tras la inundación

ACN PRESS.-El director de Gobierno de Presidencia y Seguridad del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Claudio Rivero, ha confirmado que las tareas de achicado de agua y de limpieza en los túneles de Julio Luengo han concluido, por lo que ambos sentidos han vuelto a estar abiertos al tráfico y ya circulan por su interior los vehículos.

Un dispositivo municipal formado por 44 policías locales y unos 40 bomberos y personal de protección civil, trabajaron desde la mañana en el control del tráfico y el achicado del agua de abastecimiento que se introdujo en el túnel por la superficie de la vía debido a la ruptura de una tubería ubicada en la calle Manuel González Martín.

Camiones, grúas y bombas del servicio de bomberos reforzaron las tareas, que posteriormente se centraron en la limpieza. “Se está bombeando toda el agua que se concentró en el socavón que produjo la rotura de la cañería para que Emalsa pueda determinar la causa de la Avería”, apostilló Rivero.

El Ayuntamiento ha autorizado a los 15 vecinos que tuvieron que ser desalojados de sus viviendas por la inundación causada por la ruptura de la tubería que vuelvan a sus hogares. Un desalojo que Rivero calificó de “puramente preventivo”, ya que “no hay ningún indicio de ningún problema ni en los cimientos, ni en ninguna parte del edificio”. Los bomberos evaluaron el garaje de los inmuebles afectados por los posibles daños que se hubieran podido producir, aunque en principio “no parece que haya ningún daño”, afirmó.

En referencia a la apertura de la calle Manuel González Martín, dijo que “va a tardar un poco más”, porque se encuentra a la espera de que concluya el proceso de evaluación de daños, tanto del suministro eléctrico, como la propia avería de agua, así como la evaluación de los cimientos de los edificios colindantes y la reparación de la vía.

Arteria principal

El director de Operaciones de Emalsa, Antonio Piñeiro, ha confirmado que la tubería dañada es una de las arterias principales de distribución de la red de abastecimiento, y que aún están estudiando las causas que han motivado su rotura.

Piñeiro tampoco ha sabido cuantificar la cantidad de agua vertida tras la avería, pero ha recordado que la tubería tiene un diámetro de 500 milímetros y que por ella pasan 300 litros de agua por segundo.

Recordó que la tubería se instaló en el año 1999 e indicó que no ha tenido incidencias. Las viviendas afectadas por el corte en el suministro de agua se encuentran en Las Alcaravaneras, ya que en el resto de la ciudad, según dijo, se ha redireccionado el flujo. Confirmó la presencia de “problemas de presión” a principios de la mañana, aunque señaló que los vecinos no tendrán problemas de abastecimiento, gracias a los aljibes, para aguantar durante las próximas 24 horas “y esperamos resolver el problema antes”.

Rivero valoró que “aunque todavía hay retenciones importantes en la plaza de América, el tráfico ha respondido mejor de lo esperado. No ha llegado a haber un colapso de la ciudad”.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario