Canarias Educación NACIONAL SOCIEDAD

Canarias «hará números» ante la propuesta del Gobierno de aumentar en 540 euros el precio de la matrícula universitaria

AGENCIAS.-El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ha propuesto a las comunidades autónomas que cada alumno pague hasta 540 euros más por la primera matrícula universitaria -a razón de 60 euros al mes–, según ha explicado la secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio, al término de la Conferencia Sectorial de Política Universitaria. Esta medida se aplicaría a partir del curso 2012-2013.

Al respecto, el director general de Universidades del Gobierno regional, Carlos Guitián, manifestó hoy, al término del encuentro, que el aumento de tasas propuesto por éste «va a suponer dificultades para muchas familias» y habrá que «hacer números» desde la Administración regional.

Concretamente, el Gobierno nacional plantea la posibilidad de ampliar la horquilla que tendrán que pagar los alumnos de su puesto universitario y que irá desde el 15 por ciento hasta el 25 por ciento del coste de este puesto en las universidades públicas, lo que supone un incremento de hasta un 66 por ciento de las tasas, con el objetivo de contribuir al recorte de 3.000 millones de euros en materia educativa anunciada por el Gobierno. En la actualidad, las familias pagan de media en España un 15 por ciento y el Estado el 85 por ciento restante.

Además, la horquilla se ampliará cada vez que el alumno suspenda una asignatura, de forma que se sitúa entre un 30 y un 40 por ciento para la segunda matrícula, entre un 65 y 75 por ciento para la tercera matrícula y entre un 90 y un 100 por cien en la cuarta matrícula. Para los master no habilitantes, se plantea hasta un rango máximo del 50 por ciento. Según la secretaria de Estado, se trata de aproximar el precio público de la matrícula al coste real.

Por otro lado, el Gobierno ha planteado a las comunidades autónomas cambiar la carga docente del personal universitario en función de los sexenios vivos que tengan en relación con la investigación. En este sentido, ha señalado que se reducirá la carga docente de aquellos que tengan ‘sexenios vivos’ -que acrediten investigaciones en los seis últimos años– y se aumentará aquella carga docente de los profesores que no los tengan. Actualmente, según ha explicado, hay un 50 por ciento de funcionarios profesores universitarios que no tienen sexenios vivos.

La diferencia será, según la secretaria general de Política Universitaria, Montserrat Gomendio, los profesores que no tienen un ‘sexenio vivo’ ampliarán la docencia hasta un máximo de 32 créditos y un investigador impartirá 16. «Buscamos una especialización en el reparto de recursos. Es simplemente dar mayor flexibilidad a la hora de asignar las cargas a los profesores», ha aclarado.

Control del déficit universitario

Otro de los asuntos que se han debatido en la reunión ha sido el elevado número de titulaciones con baja demanda. La secretaria de Estado, ha subrayado la necesidad de que las comunidades autónomas y las universidades estudien esta problemática con el objetivo de alcanzar unos «estándares mínimos de eficiencia».

«Existe un número muy elevado de universidades y campus, pero sobre todo de titulaciones», ha subrayado Gomendio, para incidir en que es importante que cada autonomía analice la viabilidad y la eficiencia de su sistema universitario.

La ‘número dos’ del Ministerio ha indicado que el Gobierno también está estudiando los cauces legales para que las comunidades puedan controlar tanto el déficit de las universidades y su equilibrio presupuestario, como de la oferta de empleo público, de forma que éstas lo ajusten «haciendo el mismo esfuerzo que el que hacen las comunidades autónomas y el propio Gobierno».

En todo caso, la secretaria de Estado ha explicado que cada una de las medidas serán decididas por las comunidades autónomas, que tomarán las decisiones y el tipo de acciones que quieren implementar dentro del abanico de posibilidades. «Decidirán, no sólo las medidas que necesita implementar la comunidad, según las necesidades de las universidades, sino también el grado de intensidad», ha apostillado.

Estas medidas, junto a las anunciadas el pasado lunes en materia de educación no universitaria –aumento de alumnos por clase o de las horas lectivas del profesorado, entre otras– serán aprobadas previsiblemente este viernes por el Consejo de Ministros mediante real decreto.

Canarias, preocupada

El director general de Universidades del Gobierno canario, Carlos Guitián, manifestó que «lo único que está en nuestra mano en la Administración autonómica para paliarlo es hacer números y, de acuerdo con el presupuesto que tengamos, aplicar los porcentajes más bajos de la horquilla que nos ha dado el ministro», agregó.

Respecto a aumentar el horario lectivo del profesorado universitario, Guitián admitió que, si a esos profesores se les hace trabajar más, «nos podemos encontrar con personal excedente en muchas áreas» de las universidades canarias.

Por su parte, el secretario general del Sindicato de Estudiantes, Tohil Delgado, ha acusado al Gobierno de intentar «expulsar a miles de jóvenes de familias humildes de la universidad» mediante el aumento de las tasas de matriculación anunciado este jueves al término de la Conferencia Sectorial de Política Universitaria.

Esta medida supone un «grave ataque» a la escuela pública que, según apostilla Delgado, «puede ser solo el anticipo».