Sin categorizar

El Parlamento se opone a establecer el copago en el Servicio Canario de Salud

ACN PRESS/S. Lachica.- El Parlamento de Canarias se opone a establecer un sistema de copago en el Sistema Canario de Salud (SCS). La totalidad de los portavoces de los cuatro grupos con representación en la Cámara regional han sido contundentes al respecto, incluso la conservadora Mercedes Roldós, aunque la abstención del Grupo Popular en Catalunya ha permitido establecerlo en las recetas médicas.

“Que concluyamos que el copago no contribuye a la sostenibilidad y a la financiación del sistema esta bien, pero también reconocer que la crisis lo ha dejado ‘tocado’ porque tiene menos recursos que la media y eso lo deteriora”, ha asegurado el portavoz de Nueva Canarias (NC) en el Grupo Mixto, Román Rodríguez.

Rodríguez, que fue el impulsor de la comparecencia del Ejecutivo, insistió en que era ineficaz e injusto, porque grava a los usuarios y “es un mecanismo que no garantiza la sostenibilidad financiera del sistema sanitario”.

“Hay que exigir una revisión del sistema fiscal”, insistió Rodríguez, “y no hagamos pagar a quien no tiene culpa los platos rotos de esta crisis”.

La consejera de Sanidad, Brígida Mendoza, insistió en que el Ejecutivo canario no apuesta por una fórmula “socialmente injusta” y que hace que “la equidad se vea totalmente alterada”.

“El copago recae sobre las personas que más cuidados necesitan porque tienen enfermedades crónicas o los menores y las más afectados serán las rentas más bajas”, afirmó.

Por ello, expresó su deseo de que el copago “no esté en la mesa del Gobierno central y no se obligue a las comunidades” a asumirla, pues “hay otras alternativas que no penalizan a la ciudadanía por enfermar” para conseguir la financiación del sistema de salud.

En parecidos términos, el socialista Jesús Morera dijo “no al impuesto por enfermar” y rechazó hoy que el “repago” sanitario “continúe apareciendo como un elemento imprescindible para la sostenibilidad del sistema, porque esa necesidad es falsa”.

“Si realmente estamos convencidos de que hay una sobreutilización del sistema, se debe actuar mediante campañas de educación a usuarios y profesionales, pero no se debe castigar al paciente con el repago de un servicio que en muchas ocasiones él no demanda”, afirmó.

También la nacionalista Mar Julios cuestionó el “debate falso e interesado de la hipertrofia del gasto del sistema” con el fin de justificar el copago.

Roldós, por su parte, insistió en que “el Grupo Parlamentario Popular rechaza absolutamente el copago” y “fueron otros, cuatro ministros socialistas, quienes lo propusieron”.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario