Sin categorizar

Después del tomate, el aceite de oliva español peligra por la eliminación de aranceles al marroquí

EFEAgro. La eliminación de los derechos de aduana para el aceite alauí, en virtud de la ratificación del nuevo protocolo agrícola con la Unión Europea, ha abierto un nuevo frente en el olivar español, que tendrá que pelear en plena crisis contra el sistema de producción marroquí y sus olivos superintensivos.

Sorprende que, pese a lo mucho que se jugaba el sector, poco o nada hayan dicho hasta ahora las organizaciones representativas oleícolas españolas, ni hayan unido sus fuerzas al hortofrutícola, para hacer mayor presión ante las instituciones europeas.

Marruecos produce más de 130.000 toneladas de aceite de oliva, de las que 25.000 se dedican a la exportación, y el crecimiento de las plantaciones de olivar en seto, mecanizadas, ha sido imparable.

Además, en virtud de su acuerdo de asociación con EEUU, la presencia del producto de Marruecos cada vez será más importante en el principal comprador de aceite de oliva fuera de la Unión Europea.

En concreto, se eliminarán los derechos de aduana para el aceite alauí -1,25 euros/kg ahora-, lo que permitirá que el país magrebí pueda exportar libremente las cantidades que desee, mientras que la UE sólo podrá exportar sin aranceles 2.000 toneladas.

«En Marruecos se están plantando hectáreas por miles, con avanzada tecnología, marcos modernos de plantación y regadío que permiten un desarrollo vegetativo y producción espectaculares», explicaban recientemente a Efeagro desde una multinacional española que impulsa proyectos intensivos en el país.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario