Sin categorizar

BABILONIA EN GUAGUA. Mucha gallina en el corral para tampoco gallo. Nota: No probar la frase con pollo. Por Gustavo Reneses

Te aseguro que no cantará el gallo antes de que me hayas negado tres veces. Jesús a Pedro.

En estos días asquerosamente grises y gélidos de febrero parece que el calor del Sol ha sido robado por alguna mano negra. Igual que las libertades individuales que están siendo robadas descaradamente por los bancos- Los vulgares y los centrales. Los vulgares por vendernos más caro el dinero público que les regala a muy bajo interés los gobiernos en nombre del bien común y de la segunda llegada del Mesías, ya puestos; y los centrales, por tener acogotados a los gobiernos y echarle la culpa al mercado como si con ellos no fuera la cosa. Si el mercado funcionara sin las trampas de los bancos centrales otro gallo cantaría.

Pero como la cosa está como está, y no hay bemoles de salir de la mafia única, perdón, salir de la moneda única, la clase política se la envainará ante la casta europea, pero se la sacará (la espada) ante el sufrido contribuyente para exprimirle el jugo y de paso cortar alguna cabeza. Aunque cada vez el jugo sea menos y sepa ya a cáscara. En algunos pasillos todavía corre el rumor que subiendo el impuesto a las grandes empresas (como si todavía quedaran) repercutirá positivamente en políticas paliativas. Que no le engañen, repercutirá notablemente en la jerola de muchos inútiles que se llenan la boca hablando de economía, cuando en realidad están hablando de “econosuya”. Que empiecen por dejar de poner trabas a la inversión privada y al movimiento de capital y otro gallo les cantaría…. Jo! Es el segundo gallo que canta en esta columna.

El recuerdo a nuestros chicos, chicas o en su variante neutra chiques, para no herir susceptibilidades, viene de la mano de un descubrimiento para la ciencia. En nuestro afán guagüero por la difusión científica de nosotros, los homínidos mayores del planeta, rescatamos el eco de una noticia aparecida en los últimos días. Una chica de 10 años ha descubierto una nueva molécula. Se trata del tetranitratoxicarbono -Chas flaco!- Y por si alguno tiene ganas de sintetizarla en casa la fórmula de la misma es (Cn(CO3N)2N+2) -con n entre 0 y 2- Hay que aclararlo no vaya a ser que ponga n=3 y mande su piso hipotecado a freír puñetas o en su variante más elegante, a freír espárragos. Lo cual no estaría mal de cara a dejar a los bancos con una merma en el sistema inmobiliario que ahora manejan. La molécula en sí sirve para almacenar energía, útil labor, para los tiempos que corren en materia energética. Llegados a este punto es necesario recordar que la niña en cuestión tiene diez años. Tampoco es necesario recordar que no hay que buscarla en el el colegio Santa Guacimara de los Buenos Aires, ni en el Generalísima Isabel I Emperatrícima. La piba en cuestión vive en Kansas City -aclaración para algunos bachilleres: no se trata de un familiar operado de Apendicitis-, sino uno de los estados de los Estados Unidos. Esos donde viven los malditos capitalistas y cuna de todas las desgracias del mundo. Menos mal que vivimos la noble patria, cuna del “buenrollismo” universal, donde nunca se fabricarían armas, ni se venderían a países del tercer mundo. Es más, nos tiraríamos al cuello de quien ose montar una guerra con cualquier inocente enemigo. Bueno inocente, inocente…ya se verá, depende según con que ideología comulgue. Otro gallo nos cantaría…

Ups! ¡El tercero! Bueno quien dice gallo dice gallina, que en el caldo no se nota.

Buenos días, y por si no volvemos a vernos: Buenos días, buenas tardes y buenas noches.

Gustavo Reneses

babiloniaenguagua@gmail.com

Etiquetas

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario