Canarias Medio Ambiente SOCIEDAD Sucesos

EL HIERRO. “Catástrofe natural” en el litoral

Elblogoferoz.- De “catástrofe natural” tacharon ayer los pescadores de La Restinga la situación por la que atraviesa el litoral de la isla de El Hierro a raíz del fenómeno eruptivo.

Un total de seis pescadores, con el presidente de la Cofradía al frente, Fernando Gutiérrez, se reunieron con el presidente del Cabildo, Alpidio Armas, su consejero insular de Pesca, Juan Rafael Zamora, el alcalde de El Pinar, Juan Miguel Padrón, y el viceconsejero de Pesca del Gobierno de Canarias, José Manuel Soto, para analizar la situación del sector tras llevar 20 días sin poder faenar.

Fernando Gutiérrez destacó que la mancha del proceso afecta ya al 80% del litoral de El Hierro y que sus efectos a corto y largo plazo sobre esta isla, en la que existe una de las tres reservas marinas que tiene el Archipiélago canario, es dantesco.

Tanto el presidente de la Cofradía como el consejero de Pesca del Cabildo herreño solicitaron al viceconsejero –ya se han dirigido a su vez a la Delegación del Gobierno en Canarias- que al menos un científico de la Universidad de La Laguna, del grupo que dirige el profesor Alberto Brito- pueda ir a bordo del buque oceanográfico que llegará en pocos días a la isla procedente de Vigo con el objetivo de que se culminen cuanto antes los estudios sobre el nivel de afectación del ecosistema marino, de su flora y fauna, a raíz del proceso eruptivo.

 

Los pescadores de La Restinga y el Cabildo intentan evaluar los daños de la erupción en la Reserva Marina

 

“Alberto Brito es el científico que más conoce el mar de El Hierro y nuestra actividad desde hace años”, afirmó el presidente de la Cofradía.

De los estudios de biología y zoología marina van a depender las decisiones que se tomen a corto y medio plazo para ayudar tanto a los pescadores como a la regeneración del ecosistema, tal y como aclaró el viceconsejero del Area en el Ejecutivo Autonómico.

 El “paro biológico” podría ser una solución para ambos y también para los centros de buceo, que dependen de la consejería de Pesca, recordó el consejero insular, Juan Rafael Zamora. Pero todo dependerá de las conclusiones de esos informes científicos.

Si parece que marcha a buen ritmo otra de las solicitudes planteadas en el día de hoy tanto por el Cabildo de El Hierro como por parte de la Cofradía de Pescadores, el que se otorgue de forma inmediata unas primeras ayudas nominativas para atender a los afectados. Soto afirmó que su departamento ya trabaja en esta solución y que existe la viabilidad económica necesaria para afrontarlo.

Lo que sí dejo claro el propio Fernando Gutiérrez es que el reparto de esas ayudas debe ser justo, a los pescadores, como es el caso de los miembros de la Cofradía, que estén dados de alta y paguen sus correspondientes impuestos y responsabilidades ante la Seguridad Social y entreguen el pescado en el punto de primera venta. “Incluso hay que estudiar caso por caso porque yo mismo-dijo- no merezco en estos momentos esas ayudas porque estoy inactivo en la actualidad”.

En cuanto a los clubes de buceo –no los centros que dependen de Pesca- Juan Rafael Zamora explicó que se analizará su grado de afectación por esta crisis a través del Comité técnico puesto en marcha en el Cabildo de El Hierro y se encausará sus ayudas ante la administración correspondiente.

Desolación. Desolación es lo que refleja el rostro de estos pescadores que ven como una catástrofe natural, no humana, tira por la borda  15 años de trabajo desde la creación de la Reserva Marina de Interés Pesquero del Mar de Las Calmas, creada en 1996 a petición de los propios pescadores de La Restinga.

“Hemos apostado por la pesca sostenible, se nos ha reconocido internacionalmente nuestro esfuerzo en ese sentido, y ahora, de manera increíble nos pasa esto en plena cabecera de la Reserva Marina”, declaró el vicepresidente de la cofradía, David Pavón.

Ante los buenos resultados para la comunidad científica y para el sector pesquero, los propios pescadores solicitaban que se ampliarán los límites de la Reserva a todo el litoral herreño.

“Esto es como el Prestige, pero con la diferencia de que el daño no lo causa el hombre sino la naturaleza”, afirmó Fernando Gutiérrez.

La propia Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Canarias recomendaba hoy que no se consuma el pescado de la zona afectada por la erupción hasta que no se concluyan los estudios científicos.

“Tanto tiempo gestionando de manera responsable y nos cae esto”, dice un aún incrédulo David Pavón. “Lo que hay dañado es de una magnitud importante”, afirma.

La gestión de la Reserva Marina de Interés Pesquero de La Restinga recae tanto en la administración autonómica (junto al Cabildo de El Hierro) como a la Estatal, entre ambas tendrán que aportar esos estudios que serán determinantes no sólo para  el alcance de las ayudas al sector sino para conocer, cómo y cuándo volverán a presumir de unos de los mejores fondos submarinos del Mundo tanto por la temperatura media de sus aguas cristalinas como por la gran riqueza de su flora y fauna marina, con ejemplares tanto del Mediterráneo como del Trópico.

El propio grupo de trabajo de Alberto Brito (ULL) estudia desde hace años esta isla por ser de los pocos lugares del mundo en el que habitan los zifios, los cetáceos más desconocidos del Planeta.

Balance científico positivo. La creación de la Reserva Marina del Mar de Las Calmas en El Hierro ha tenido efectos positivos y ha contribuido a mantener la pesquería  tradicional en los últimos años pese a ser un periodo de malas zafras de túnidos, según un estudio científico de la Reserva llevado a cabo por el grupo de Investigación en Biodiversidad, Ecología Marina y Conservación (BIOECOMAC) del Departamento de Biología Animal de la Universidad de La Laguna con la participación del grupo de reservas marinas del Centro Oceanográfico de Canarias a petición de la Viceconsejería de Pesca del Gobierno de Canarias.

Prueba de ello es que las densidades del erizo Diadema en la Reserva son muy bajas y han descendido con respecto a 2005 lo que es un valor indicativo “del excelente estado de conservación del ecosistema”, hasta que se ha producido esta erupción submarina.

Las poblaciones de lapas y burgados han estado bien conservadas en la reserva integral y han mejorado en las zonas de amortiguamiento, la vieja se recuperaba en abundancia y tamaño de los ejemplares; la cabrilla, alfonsiño y gallo también se habían fortalecido y se apreciaba una ligera recuperación en abundancia y biomasa de abades por la llegada de ejemplares grandes. Buen estado de mantenimiento presentaba, a su vez, la población de doradas, salemas y galanas, capturas normalmente con el arte de la salamera, que se puede utilizar en la zona externa de la Reserva, pero de forma moderada, según los investigadores de la ULL.

Los científicos, dirigidos por el licenciado Alberto Brito, recomendaban que para mantener el actual nivel productivo haría falta la creación de nuevas reservas integrales en el noreste y noroeste de la isla para favorecer la dispersión de las larvas, lo que les acerca a la idea de los pescadores de La Restinga y el propio Cabildo de El Hierro que ya habían manifestado su intensión de que la reserva marina se ampliara geográficamente al resto de la costa herreña. “Esto aumentaría notablemente la productividad y mantendría la actividad pesquera, incluso fallando los recursos oceánicos migratorios”, explicaban en sus recomendaciones.

Para el mantenimiento en el futuro del actual nivel reproductor de la reserva recomendaban ampliar la talla mínima de captura de forma progresiva de la morena hasta los 57 centímetros, algo que los pescadores de La Restinga ya se  mostraron de acuerdo en aceptar, así como las tallas mínimas en el caso de la pesca de viejas (24centímetros) y cabrilla (21). También abogan porque los pescadores se habitúen a liberar a las morenas pequeñas capturadas vivas y respetar la talla mínima legal de las lapas, aunque su estudio demuestra que tanto lapas y burgados han tenido garantizada su supervivencia en la isla si se conserva la veda invernal, cuando es su periodo de reproducción, en su captura fuera de la reserva marina.

Desde principios de los 90 surge el proyecto de creación de la Reserva, con la implicación del sector pesquero. Tras la realización de negociaciones con todas las partes interesadas (Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, Gobierno de Canarias, Cabildo de El Hierro, Cofradía de Pescadores, buceadores y población local), en 1996 se crea esta Reserva Marina de Interés Pesquero de El Hierro (BOE nº 30 03/03/ 96, BOC nº 31 11/03/96).

Con una extensión de 750 hectáreas., la reserva comprende aguas interiores, competencia de la Comunidad Autónoma de Canarias, y aguas exteriores, en manos de la Administración General del Estado. La Reserva Marina está dividida en diferentes zonas, y en cada una de ellas se permiten o restringen determinados usos. En el centro de la Reserva Marina se encuentra la Reserva Integral, entre el Roque de Naos y la Playa de la Herradura.

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario