SOCIEDAD

El árbol del Hermano Pedro ya ha sido plantado en los jardines del Hospital San Juan de Dios

Elblogoferoz.- El Árbol del Hermano Pedro, donado por el editor Juan Francisco Delgado al Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife meses atrás, ha sido plantado en el nuevo jardín del Centro Psicopedagógico de San Juan de Dios. El acto, desarrollado hoy lunes, ha contado con la presencia del alcalde del Ayuntamiento capitalino, José Manuel Bermúdez; la concejala de Viviendas, Ángela Mena y el director del Hospital San Juan de Dios, Juan Manuel de León. Además, la actividad ha estado enmarcada dentro de la visita realizada por el superior general de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, Donatus Forkan, a estas instalaciones hospitalarias.

El editor Juan Francisco Delgado, a raíz del viaje que realizó a Guatemala para la edición del libro Los dos mundos del Santo Hermano Pedro, consiguió trasladar hasta Canarias 10 especies del árbol Esquisúchil, conocido como el Árbol del Hermano Pedro. Esto fue posible gracias a la colaboración del coautor de la obra, Miguel Torres, quien se dedica al proceso de reproducción de estos ejemplares en el país guatemalteco, considerados allí reliquias nacionales.

El superior general de la Orden Hospitalaria Donatus Forkan, y el alcalde, José Manuel Bérmudez, inauguran así el nuevo jardín del Centro Psicopedagógico

 

Juan Francisco Delgado donó los árboles a diferentes municipios, entre ellos, El Sauzal; Adeje; Arico; La Laguna; Güímar; Vilaflor; Puerto de la Cruz; La Cueva del Hermano Santo Pedro en Granadilla de Abona y San Sebastián de La Gomera. Quedaba pendiente la plantación del último de ellos, donado a Santa Cruz de Tenerife y que desde ahora estará ubicado en el Hospital San Juan de Dios de Tenerife.

La canonización del Hermano Pedro extendió la popularidad de la especie, ya que el santo plantó un esquisúchil en el jardín de la ermita de El Calvario, en Santiago de Guatemala. Tradicionalmente, se considera que sus flores blancas son la cura milagrosa para muchas dolencias. Por ello, constantemente se puede ver caminando debajo del árbol a muchas personas con el fin de probar suerte y esperar que caiga una flor para llevársela como reliquia o tomarla en infusión, pues no pueden cogerse del árbol.

En Canarias, se espera que se cumpla con esa tradición. El Árbol del Hermano Pedro tiene diferentes propiedades medicinales, conocidas desde la época prehispánica en Mesoamérica, es decir, en la región del continente americano que comprende la mitad meridional de México, los territorios de Guatemala, El Salvador y Belice, así como el occidente de Honduras, Nicaragua y Costa Rica. A sus flores blancas de cinco pétalos se les atribuyen diversas facultades, entre ellas, tranquilizantes, para enfermedades cardíacas y presión arterial, colirio desinfectante, calmante para los dolores menstruales y antiabortivo. También propiedades analgésicas y anticancerígenas.

En México se usa la corteza de este árbol como medicamento para prevenir el retorno de paroxismos periódicos o exacerbaciones de una enfermedad, así como para tratar lesiones virales de la piel llamadas condilomas. Por su parte, en Guatemala, los usos medicinales de la infusión de flores secas son muy variados hoy en día. Por lo general, se prepara una infusión con las hojas o preferentemente con las flores secas en agua hirviendo.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario