Sin categorizar

AULLIDOS. Miércoles, 7 de septiembre de 2011

Fraga quiere presidir la Fecam. Después de ser secretario general del PSOE en Tenerife –cargo que desempeñó sin pena ni gloria, todo hay que decirlo-, pasar por el Cabildo casi sin que nadie se diera cuenta, ‘liquidar’ a su hermana de la lista municipal en Adeje –recolocándola, eso sí en el Gobierno canario- y aguantar estoicamente en su feudo de Adeje, José Miguel Rodríguez Fraga parece que ahora quiere ser presidente de la Fecam, que es un puesto de postín entre los alcaldes. Sólo que en su partido no parece que tenga muchos apoyos incondicionales y hay, al menos un gomero que está dispuesto a disputarle el cargo. Y ojo al parche, porque los socialistas canarios andan tan desnortados que en una de estas peleas se pueden quedar hasta sin presidir la Fecam, donde necesitan, de una vez, un hombre fuerte que defienda sus intereses.

 

Ir en guagua puede producir cáncer. Parece un mensaje jodelón de esos que vienen ahora en las cajetillas de tabaco, pero es tan real como el intento de Sanidad de amargarle la vida a los fumadores. La estación de guaguas de la capital tinerfeña ha sido diseñada de tan artística manera que las personas que utilizan este medio de transporte público tienen que aguantar estoicamente bajo un sol de justicia ¡todo el día! Bueno, en realidad, hasta que se va el sol. Así que si sumamos la canícula que llevamos padeciendo todo el verano, los rayos ultravioleta, los índices de radiación y los horarios, podemos concluir que ir en guagua puede producir cáncer de piel. Como mínimo. Dicho lo cual, ¿no pueden colocar unos tolditos para evitar que la gente se achicharre?

 

Curbelo y Soria se enzarzan. El otoño calentito de la política sube de temperatura –y de aquí al sábado, cuando se desarrolle el pleno de la censura en El Hierro, más todavía- con Casimiro Curbelo y José Manuel Soria atizando más leña al fuego. El presidente del Cabildo de La Gomera, no se cortó un pelo y llamó a Soria “hipócrita” por “pedir transparencia y pureza a unos”, mientras que a la vez “se comporta atizando el fuego del transfuguismo”. Curbelo responsabiliza también al líder de los populares en las islas, de ser “el instigador de la imagen que tuvo La Gomera en aquellos días”, en que él fue detenido en Madrid por protagonizar un altercado en el interior de una sauna en compañía de su hijo, y posteriormente enfrentarse a agentes de la Policía Nacional. Por su parte, el presidente del PP no cerró el pico y con tanta sorna como mala idea respondió a Curbelo que «no tengo absolutamente nada que ver con lo que son las aficiones, diurnas o nocturnas, del señor Curbelo, ni en La Gomera, ni en Canarias, ni en Madrid ni en ningún otro lado”. Y punto. Y seguido. Que seguirá el jaleo.

 

¡Esos móviles! No hay manera de que el personal controle sus teléfonos móviles cuando acude a un acto social, ya sea una inauguración, ya sea un entierro. Ocurrió el lunes en la inauguración del convento de Las Claras en La Laguna, donde los discursos fueron interrumpidos por las melodías –que algunas se las traen, dicho sea de paso- de los móviles de marras. Y por si fuera poco, suele ocurrir que la persona en cuestión que pone la indeseable banda sonora al acto no encuentra el maldito teléfono en los bolsillos de su traje o en el interior de su bolso. Se lo explicamos por si se va a ver en esta tesitura en los próximos días: poner el móvil en modo SILENCIO. Ni siquiera tiene que apagarlo. Todos se lo agradeceremos…

 

Otro batacazo sindical. Nada, que los sindicatos no levantan cabeza en este país. A la manifestación convocada por Comisiones y UGT contra la reforma de la Constitución no fueron ni quinientas personas, lo cual es un fracaso tan rotundo como ejemplar. A ver cuándo se caen del guindo y se dan cuenta de que o cambian formas, maneras y discursos o seguirán haciendo el ridículo. Que los indignados no sólo están cabreados con el Gobierno y los políticos, los sindicatos también están metidos en el mismo saco de cosas-que-hay-que-cambiar-ya-mismo.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario